Política

Expresidente Lagos pide cumbre regional sobre migración, drogas y paz

El expresidente chileno Ricardo Lagos apeló al espíritu de los acuerdos de Esquipulas, que condujeron a la paz en Centroamérica, para salvar a la región de la violencia y la exclusión social.

Por Guatemala / EFE

Jimmy Morales recibe en Casa Presidencial al expresidente chileno Ricardo Lagos. (Foto Prensa Libre: Presidencia)
Jimmy Morales recibe en Casa Presidencial al expresidente chileno Ricardo Lagos. (Foto Prensa Libre: Presidencia)

Estos tres temas, aseguró durante su intervención en el Séptimo Foro Regional Esquipulas en Guatemala, son "cruciales" para América, una región que necesita "hablar con una sola voz" para abordar su papel en el mundo.

La celebración de un "Esquipulas 3", en alusión a la ciudad donde hace 30 años se firmaron los acuerdos con ese nombre, que marcaron el inicio de la pacificación en Centroamérica, sería un punto de inflexión para una zona del mundo que tiene en la migración a uno de sus grandes retos históricos.

Quien "quiere migrar tiene derechos a migrar", expuso como principio básico el exlíder chileno, abogado y economista de profesión.

Lagos alertó de los peligros del auge del nacionalismo y el populismo, una amenaza reflejada en la nominación de Donald Trump como candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos: si se construye el muro que el magnate viene prometiendo para frenar la migración, "todos seremos mexicanos".

Es imprescindible una voz única para "responder a los muros con puentes", sentenció Lagos.



La fiscal general Thelma Aldana junto al expresidente Alejandro Maldonado, en el Séptimo Foro Esquipulas. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
La fiscal general Thelma Aldana junto al expresidente Alejandro Maldonado, en el Séptimo Foro Esquipulas. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)


El exmandatario chileno insistió a lo largo de su discurso en el foro "Resignificando la Paz y la Democracia para el Desarrollo y la Justicia social" en la imperiosa necesidad de un enfoque regional frente a los problemas de internacionales: la droga que se produce en América Latina se consume en Estados Unidos y Europa.

La violencia es el tercer eje de este enfoque panamericano, ya que aunque la región afronta un "fin de ciclo" iniciado en Esquipulas en 1986 y que terminará con la firma de la paz de Colombia, todavía quedan muchos retos internos que solucionar para los cuales Lagos apremió a transformar el modelo económico para reducir la desigualdad.

En su intervención, el expresidente chileno situó al cambio climático como el gran reto de la humanidad para los próximos años y reconoció la necesidad de un cambio en la relación entre los políticos y la sociedad motivado por la transformación tecnológica: "La red es la nueva plaza de Atenas".

Por ello, es necesario alcanzar un "equilibrio entre participación y representación" en un modelo que permita al gobernante "escuchar" al pueblo, sostuvo.