Política

TCQ está lejos de iniciar operación

Procuraduría General de la Nación (PGN) analiza si bastan US$43.2 millones como reparación al Estado.

Por Geovanni Contreras

Operarios hacen funcionar grúas para mover contenedores en instalaciones de TCQ, en Puerto Quetzal, Escuintla (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Operarios hacen funcionar grúas para mover contenedores en instalaciones de TCQ, en Puerto Quetzal, Escuintla (Foto Prensa Libre: Esbin García)

En el recorrido que ayer hicieron por la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) las autoridades informaron sobre las dificultades financieras de la compañía, los análisis pendientes y otros detalles portuarios, excepto el tiempo estimado para que comience a operar.

Eran recurrentes los “urge” y “lo más pronto posible”, aunque nadie quiso, por lo menos, decir si será este o el próximo año cuando TCQ empiece a funcionar.

El presidente Jimmy Morales indicó que su visita a la terminal era para constatar que las instalaciones y el equipo fueran “de calidad mundial”.

Recursos adicionales

El interventor de TCQ, Alexander Aizenstatd, quien cumple hoy dos meses en el cargo, afirmó que si la terminal empieza a operar pronto, los ingresos no serán suficientes para mantener las finanzas de la entidad durante este año.

Para que la compañía sobreviva necesitaría de un ingreso de US$18 millones adicionales a lo que se obtendría de la operación, y US$21 millones en el 2017.

“La situación financiera es compleja y complicada que requiere tomar decisiones pronto. La terminal tiene costos fijos, como electricidad, salarios, mantenimiento y arrendamientos, entre otros”, explicó Aizenstatd.

Los casi US$40 millones adicionales a los ingresos de operación deben provenir de “fuentes adicionales”, añadió el interventor, y todo apunta a APM Terminals (APMT), propietaria de TCQ.

“¿Quién sería capaz de aportar US$40 millones? Entonces, —en— la ruta sugerida por APM a PGN, son ellos —APM— los que van a pagar. Ellos serían los responsables de asumir el costo económico de su propia operación, y además de eso, darle una indemnización al Estado”, indicó el interventor.

Dichos recursos adicionales servirán  para pagar la deuda pendiente del equipo y construcción de la terminal, así como para una nueva grúa que llegará en octubre.

Monto podría variar

La propuesta que el interventor hizo para poner a operar TCQ, que incluye una reparación civil al Estado de US$43.2 millones por parte de APM Terminals, no ha sido aceptada, afirmó la jefa de la Procuraduría General de la Nación (PGN), Annabella Morfín.

“La Comisión de Transparencia del Congreso nos hacía comentarios sobre que hiciéramos análisis para determinar cuál debería ser el criterio sobre el cual se definiera esa reparación al Estado, y es eso lo que estamos haciendo, por eso no puedo decir que estamos aceptando a ojos cerrados esa suma de dinero”, explicó Morfín.



La Terminal de Contenedores Quetzal actualmente está intervenida por un contrato oneroso firmado de forma irregular en el gobierno del PP. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
La Terminal de Contenedores Quetzal actualmente está intervenida por un contrato oneroso firmado de forma irregular en el gobierno del PP. (Foto Prensa Libre: Esbin García)


Requisitos pendientes

¿Qué hace falta para que TCQ comience a operar?

  • Debe recibir  licencias de la Superintendencia de Administración Tributaria, el Ministerio de la Defensa y la Comisión Portuaria Nacional.
  • La PGN debe analizar los criterios con los que se estableció en US$43.2 millones la propuesta de reparación.
  • El interventor explicó que ese monto es el valor de la inversión.
  • Falta resolver  acción de incompetencia por la demanda de nulidad, y concretar un acuerdo con un nuevo contrato.