Política

Los mandatarios de Guatemala y Belice acuerdan tratar de rebajar la tensión

El primer ministro de Belice, Dean Barrow, y el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, acordaron hoy en Naciones Unidas hacer lo necesario para rebajar la creciente tensión entre ambos países, tras la reciente muerte de un niño guatemalteco en la frontera que separa los dos Estados.

Por San Juan / EFE

Los mandatarios de Belice y Guatemala se reunieron en la sede de la ONU en Washington (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los mandatarios de Belice y Guatemala se reunieron en la sede de la ONU en Washington (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Así lo anunció hoy el Gobierno de Belice en un comunicado, en el que explicó que ambos mandatarios se reunieron en la sede de la ONU, donde los dos participaron este viernes en la firma por parte de al menos 175 Estados del Acuerdo de París contra el cambio climático, alcanzado el pasado diciembre.

Durante esa reunión, y siempre según lo relatado por el Gobierno de Belice, Barrow recomendó a Morales que pida ayuda al Gobierno de EE.UU. para realizar los trabajos forenses necesarios en torno a la muerte del niño guatemalteco y ayude así a la investigación sobre el incidente que lleva a cabo la Organización de Estados Americanos  (OEA).

Desde la sede de Naciones Unidas en Nueva York, Barrow convocó a una reunión especial del Consejo Nacional de Seguridad en la Ciudad de Belice para atender la situación creada a raíz del incidente en el Bosque de Chiquibul, en “territorio de Belice”  —según apuntó el Gobierno beliceño en el comunicado—, en el que murió el citado menor.

El primer ministro se unió a la reunión vía telefónica e informó al Consejo de que se había reunido con Morales y le había confirmado que se ha iniciado una “investigación imparcial sobre las circunstancias que rodearon el incidente” dirigida por la OEA.

El primer ministro beliceño “recomendó”  a Morales que “pida la asistencia del Gobierno de los EE.UU. para desplegar un experto forense que proporcione los conocimientos técnicos necesarios para el ejercicio de verificación de la OEA”.

Reiteró la posición de Belice de que “la patrulla de sus fuerzas de seguridad fue atacada y solo respondió en defensa propia”.

“Mientras que ambos líderes pueden mantener sus versiones del incidente, ambos estuvieron de acuerdo en que hay una necesidad inmediata de apaciguar la tensión y ambos coincidieron en que se tomarán todas las medidas para lograrlo y garantizar que no haya alteraciones del orden que en la actualidad existen entre los dos países” , añadió Belice.

Barrow aprovechó la reunión para “expresar su pesar por la desafortunada pérdida de la vida del menor”.

En la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, Barrow también se reunió con el secretario general adjunto de las Naciones Unidas y le comunicó lo ocurrido, así como el aumento de la tensión entre ambos países, y pidió “los buenos oficios de la ONU para instar a ambos lados a respetar las medidas de fomento de la confianza” acordadas en 2005.

También se reunió con el secretario general de la Comunidad del Caribe (Caricom) y llamó por teléfono al de la OEA, al tiempo que anunció que emitirá un mensaje a la nación beliceña el lunes, cuando regrese a su país.

Las fuerzas de seguridad de Belice explicaron al Consejo de Seguridad Nacional que están “en un estado mayor de alerta”  y que “permanecerán vigilantes”.

“Las líneas de comunicación permanecen abiertas entre la Fuerza de Defensa de Belice y las de Guatemala y nuestros socios, y aliados internacionales estarán plenamente informados de la situación” , añadió el Gobierno beliceño.

El Gobierno guatemalteco denunció que el miércoles las fuerzas de seguridad de Belice perpetraron un ataque contra tres guatemaltecos, un hecho que se saldó con la muerte del menor, mientras que su hermano de 11 años y el padre de ambos resultaron heridos.

Belice asegura sin embargo que sus fuerzas de seguridad respondieron a un tiroteo “en defensa propia”  y, para verificar lo qué sucedió, ha solicitado el apoyo de la OEA.

La Cancillería guatemalteca mostró sus dudas sobre esta versión y dijo que no se cree “la excusa”  del Gobierno beliceño porque las fotos del cadáver del menor muestran que recibió al menos ocho disparos, cuatro por la espalda.

Ambos países mantienen un conflicto territorial desde hace más de 150 años, que provoca que no haya una frontera definida entre las dos naciones.

Guatemala reclama 12 mil 272 kilómetros cuadrados del territorio que hoy ocupa Belice, lo que representa un poco más de la mitad de ese país.

En la zona han muerto desde 1991 un total de 10 guatemaltecos “atacados por fuego beliceño” , mientras que por parte del Ejército de Guatemala “no hay un solo incidente”  del que el Gobierno de Belice “pueda quejarse” , defendió el jueves el ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Carlos Raúl Morales.

Ataque

El Gobierno guatemalteco denunció que el miércoles las fuerzas de seguridad de Belice perpetraron un ataque contra tres guatemaltecos, un hecho que se saldó con la muerte del menor, mientras que su hermano de 11 y el padre de ambos resultaron heridos.

Belice aseguró que sus fuerzas de seguridad respondieron a un tiroteo “en defensa propia”  y, para verificar lo qué sucedió, solicitó el apoyo de la OEA, organismo que hoy anunció una investigación sobre el incidente.

La Cancillería guatemalteca mostró sus dudas sobre esta versión y dijo que no se cree “la excusa”  del Gobierno beliceño porque las fotos del cadáver del menor muestran que recibió al menos 8 disparos, cuatro por la espalda.