Política

Magistrado de TSE, Mario Aguilar: Ellos legislan a su favor

Ante la propuesta de crear una sala de apelaciones electoral para que revise fallos del TSE en contra de los partidos políticos, Mario Aguilar Elizardi, magistrado del Tribunal Supremo Electoral (TSE), considera que es inconstitucional.

El magistrado del TSE, Mario Aguilar, opina en torno a los acuerdos de la reforma electoral. (Foto: Hemeroteca PL)
El magistrado del TSE, Mario Aguilar, opina en torno a los acuerdos de la reforma electoral. (Foto: Hemeroteca PL)

¿La sala electoral propuesta violaría la Carta Magna?

Existe la percepción de que podría ser inconstitucional porque la misma Ley Electoral establece la competencia del Tribunal para resolver sus propias resoluciones y el camino que deben  seguir, que es siempre para un control constitucional por infracción de procedimientos.

Siempre debe seguir ese control, que es a través de la Corte Suprema de Justicia y la Corte de Constitucionalidad.

¿Por qué buscan crear esta sala los diputados?

Ellos lo que pretenden es mantener sus posiciones y que no cambien los mismos que siempre se han reelegido.

Como ellos legislan a su favor, al resolver los problemas de un tribunal que va a ser nuevo y que su especialidad es civil y no electoral, con magistrados que ellos mismos nombran, quieren seguir la misma tradición de tener siempre personas aliadas para que resuelvan sus intereses privados, que en este caso son públicos, porque son de Estado.

Esto va junto con el voto preferente, que entusiasma a la ciudadanía pero con la fórmula pretenden quedar los que encabezan los listados. Es un cambio para que no cambie.

¿Habría ambigüedad para resolver en el derecho electoral?

Crear una sala de apelaciones en materia electoral y con competencia en la vía civil, como lo pretenden hacer,  desnaturaliza totalmente el derecho electoral.

Ellos lo que pretenden es mantener sus posiciones  (...) Es un cambio para que no cambie.

Hasta ahora los procesos en contra de los partidos políticos se resuelven apegados al derecho electoral y administrativo; sin embargo, el cambio estaría privatizando el derecho electoral, que no solo va a afectar al Tribunal, sino también los intereses de los partidos.

¿La reforma debilita al TSE?

Ellos dicen que respetan la independencia del TSE, pero al pasarla a una jurisdicción ordinaria de materia civil, ¿qué independencia tendrá el Tribunal, si no podrá resolver nada?

Si se ve disminuido el TSE  con las resoluciones, tal como está la legislación actual, sería peor con una sala electoral.