Política

Magistrados de la CC deben desligarse de grupos de poder

Expertos consultados consideran importante que la nueva Corte de Constitucional (CC) trabaje de forma independiente y que los magistrados electos se desliguen de poderes que pudieron haberlos apoyado.

Por Geldi Muñoz Y Geovanni Contreras

La presidencia de la Corte de Constitucionalidad la ejercen los magistrados por un año. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La presidencia de la Corte de Constitucionalidad la ejercen los magistrados por un año. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Carmen Aída Ibarra, del Movimiento pro Justicia, señaló que la sociedad debe estar atenta a las fuerzas que van a rodear la conducta y el desempeño de los magistrados, además de ver cómo se instala la correlación de fuerzas  adentro de la CC.

Los magistrados que asumirán el 14 de abril próximo deben desligarse de los poderes que pudieron influir en su magistratura.  Por ejemplo, en el caso de Dina Ochoa, electa por el presidente Jimmy Morales, en total secretismo, debe desvincularse de los intereses que la llevaron al cargo, que incluso podrían ser la misma religión que tiene en común con el mandatario, refirió.

Javier Zepeda, director ejecutivo de la Cámara de Industria de Guatemala, señaló: “Esperamos que, indistintamente como esté conforma la CC, lo importante son los resultados que pueda dar para favorecer el sistema de justicia, y sobre todo en estos momentos, y no dejarse presionar por ningún sector local o externo”.

Avances

Cristhians Castillo, del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos, indicó que entre los integrantes de la CC hay tres elementos que resaltar. Primero, en  los magistrados titulares hay una mayoría que vienen de la carrera judicial o que han sido jueces o integrantes de la Corte Suprema de Justicia, lo cual podría hacer que sus resoluciones sean menos políticas y más jurídicas.

“La segunda consideración tiene que ver con la correlación de fuerzas, toda vez que no hay sector alguno que tenga una mayoría en esta integración. Esta responde a diversas fuerzas de la sociedad, a actores nacionales e internacionales, y en gran medida eso genera un posible debate independiente. Ojalá la resolución sea lo más independiente posible”, manifestó.

Castillo resaltó que en los suplentes hay interesantes nombres como Cristina Fernández, que viene de un sector tradicional de poder, y Mynor Par Usen, de pueblos indígenas, lo cual contribuirá a que haya pluralidad en la interpretación y ayudar a cambiar correlación de fuerzas cuando lleguen a la corte casos de alto impacto.

“Ojalá que todos estos ingredientes que están en la próxima CC, atípica en la historia política de Guatemala, marque una etapa importante para la constitucionalidad”, aseveró.

Alexander Aizenstatd, constitucionalista, calificó como pequeño avance que la mitad de cargos los tengan mujeres.

Ayer surgieron dudas en cuanto a Ochoa, porque existiría restricción de asumir como magistrada por ser ministra religiosa. “En todo caso, ella tendría que renunciar a ser ministra de culto, pero que yo sepa ella no lo es”, afirmó  Heinz Hiemann, vocero presidencial.