Política

Militares provenientes del Congo arriban al país

Un contingente de 150 soldados que sirvieron en misiones de paz de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en la República Democrática del Congo, arribaron esta mañana al país.

Por Carlos Manoel Álvarez

Los soldados deberán cumplir una cuarentena de 21 días antes de ver a sus familias. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
Los soldados deberán cumplir una cuarentena de 21 días antes de ver a sus familias. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

Manuel López Ambrosio, ministro de la Defensa, indicó que como parte de los protocolos internacionales los militares que arribaron este día a Guatemala serán puestos en cuarentena por 21 días para descartar cualquier inconveniente.

La máxima preocupación de las autoridades es que los soldados puedan ser portadores del virus del ébola; sin embargo, López Ambrosio informó que los militares traen una certificación extendida por la ONU en la que consta que no están infectados con ese virus.

El funcionario reveló que el contingente guatemalteco participó en brigadas de paz de la ONU en la República Democrática del Congo ubicadas a más de siete mil 500 kilómetros de donde hubo casos de ébola por lo que es virtualmente imposible que estén infectados.

Los soldados serán llevados a la Brigada Militar Mariscal Zavala, en la zona 17 capitalina donde serán aislados a la espera de cumplir con los protocolos internacionales antes de poder reunirse con sus familias.

Lugar no es el adecuado

El ministro de la Defensa indicó que el lugar a donde serán llevados los soldados no es el adecuado, debido a que inicialmente se tenía previsto trasladarlos a una base de Petén, especialmente acondicionada para recibirlos.

López Ambrosio indicó que el lugar donde serían trasladaos los militares fue acondicionado por más de cuatro meses y se gastó Q1 millón 57 mil, donados por la ONU, para la construcción de los destructores de desecho y adecuación de plantas.

Ayer la Sala Regional Mixta de la Corte de Apelaciones del Departamento de Petén, constituida en el Tribunal Constitucional de Amparo, otorgó un amparo provisional al diputado Manuel Barquín para que los militares que los soldados no fueran llevados a Petén.

Los magistrados Mario Guerra, Edvin López y Marco Ramo, resolvieron “suspende trasladar a ningún comando militar del departamento de Petén, el contingente de ciento cincuenta que retornan al país, luego de permanecer en la República Democrática del Congo por casi diez meses en apoyo a la Organización de Naciones Unidas para el mantenimiento de la Paz en dicho lugar”.

Jorge Pinot, director de Hospitales del Ministerio de Salud, indicó que es “lamentable” que se margine a los soldados que representaron a Guatemala en una misión de paz. Recordó que los militares no han visto a sus familias en meses.

Jorge Hernández, delegado de la PDH, se limitó a decir que “se estaba viendo el bien común y que no podía decir que se estaban violando sus Derechos Humanos porque no estaban en el país”.

El diputado Barquín dijo que puso el amparo en la Sala regional a petición de pobladores que estaban preocupados por la enfermedad del ébola. Sin embargo, Pinot aseguró que el ébola ya no existe en el Congo según informes internacionales.

*Con información de José Manuel Patzán