Política

Jimmy Morales debe ir al Congreso

Mientras el equipo del presidente electo, Jimmy Morales, planifica hacer cambios al Presupuesto de Ingresos y Gastos para el ejercicio fiscal del próximo año, el cual fue aprobado la noche del lunes, el secretario de la Comisión de Finanzas del Legislativo, Álvaro González, aseguró que el Ejecutivo está obligado a llegar al Congreso.

Por Jessica Gramajo

Diputados aprobaron el Presupuesto 2016 tan solo 6 minutos antes de agotarse el plazo constitucional. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Diputados aprobaron el Presupuesto 2016 tan solo 6 minutos antes de agotarse el plazo constitucional. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Aunque Morales solicitó un presupuesto de Q69 mil 923.8 millones, y el aprobado fue de Q70 mil 763.9 millones, González está seguro de que la autorización de gastos es muy reducida, comparada con las necesidades del Estado.

“Morales se va a encontrar con una deuda de arrastre de Q2 mil 500 millones en los ministerios de Salud, Comunicaciones y Gobernación, solo de 2015, y deberá pagarlos para que los proveedores distribuyan. Esos recursos no están contemplados en el Presupuesto y deberá buscar fondos”, explicó el congresista.

Agregó que parte de los gastos se financian con Q9 mil 426.5 millones en bonos del tesoro, pero solo se podrá colocar el 50 por ciento, ya que Finanzas está en proceso de negociación de US$550 millones (Q4 mil 400 millones) en créditos, que antes de ejecutarse deben ser aprobados por el Congreso. Si esos recursos no se logran, solo este organismo podría eliminar esa norma presupuestaria.

“En ambos casos, Morales o su equipo deberán acudir al Legislativo para que autorice la deuda, tal y como lo establece la Constitución. Espero que el presidente electo no cometa el mismo error que el expresidente Otto Pérez Molina y decida alejarse del Congreso”, manifestó González.

José Ramírez, encargado del Presupuesto del Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación) en el Congreso, dijo: “El techo es aceptable, comparado con lo que propusimos. Lo que no está acorde son los pilares, le disminuyeron mucho a Salud; definitivamente habrá que hacer una redistribución”.

El vicepresidente electo, Jafeth Cabrera, aseguró que respetarán los candados específicos aprobados con el plan de gastos, aunque considera que esas restricciones deben ser puestas por el Ejecutivo, no por el Legislativo.

Cabrera aseguró que no han planificado reunirse con los diputados para una readecuación, sino que será su responsabilidad “refundar” el presupuesto y hacer los cambios necesarios.

El próximo vicepresidente afirmó que para atender la crisis de Salud han recibido ofrecimientos de cooperación internacional, de Taiwán y el Banco Centroamericano de Integración Económica, para dotar a los hospitales con los medicamentos básicos.





Cambios

Aunque el Instituto Nacional de Estadística (INE) recibió una inyección de Q10 millones, solo servirá para fortalecer a dicha institución ante los retos que tendrá luego de la aprobación de la Ley de Contrataciones.

No se previó el censo nacional de personas, para el que se requería un aproximado de Q150 millones.

Otra partida modificada fue la Dirección General de Caminos, a la que le restaron Q684 millones de los que tenía asignados en el proyecto de Presupuesto que envió el Ejecutivo el 2 de septiembre al Congreso.

Esta reducción obligará cambiar el listado geográfico de obras, aseguró el secretario de la Comisión de Finanzas, por lo que se estableció un candado en el que se obliga a tener aval de la Secretaría General de Planificación antes de las modificaciones.

Una de las ganadoras fue la Universidad de San Carlos de Guatemala, que además del aporte constitucional de Q1 mil 489.8 millones, recibió Q47.1 millones contemplados en un préstamo con el BCIE para la construcción de edificios en el interior del país.





En los cambios de último momento de la Comisión de Finanzas, la Usac recibió otra inyección de Q400 millones más, y eso generó la molestia de González y de Porras, lo que causó que votaran de manera razonada, pues argumentaron que se desconocía a qué se destinarían dichos recursos.

En tanto, otras entidades perdieron, como el programa de fertilizantes, que fue eliminado.

También se inició el proceso de desaparición del programa de reforma policial al que solo le acreditaron Q5 millones; se eliminó la Comisión Presidencial de Transparencia y Gobierno Electrónico (Copret), y se elevó el presupuesto de la Comisión Presidencial Coordinadora de la Política del Ejecutivo en materia de Derechos Humanos (Copredeh) por el pago de resarcimiento en Chixoy.

También se garantizó el pago de Q1 mil 715 millones en deficiencias netas al Banco de Guatemala.

Aboga por el MP

El jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, Iván Velásquez, lamentó que no se haya erogado más en fortalecer al Ministerio Público.

“Si se quiere acabar con esos súper niveles elevados de impunidad, a través de la lucha a profundidad de la corrupción, es necesario que haya recursos financieros”, manifestó.

Agregó que se puede contribuir con capacidad técnica a través de las investigaciones, pero “no podés hacer milagros”.