Política

Jimmy Morales dice no a injerencia externa

No injerir en asuntos de Guatemala pidieron a la comunidad internacional el presidente Jimmy Morales y el nuncio apostólico Nicolás Thevenin, en sus discursos para conmemorar el tercer aniversario de pontificado del papa Francisco.

Por Geovanni Contreras

Embajadores y funcionarios fueron invitados a la juramentación del nuevo Superintendente de Administración Tributaria, Francisco Solórzano, el miércoles último. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Embajadores y funcionarios fueron invitados a la juramentación del nuevo Superintendente de Administración Tributaria, Francisco Solórzano, el miércoles último. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

En la reunión de este jueves, a la que fue invitado el cuerpo diplomático, en la Nunciatura Apostólica —a la que se abrió acceso solo a los canales del Gobierno—, el mandatario y el representante de la Santa Sede en el país pronunciaron palabras en las que el mensaje de no injerencia fue sutil pero elocuente.

“Ningún país puede permitirse cometer injerencias, porque lejos de facilitar el crecimiento del pueblo que se quiere ayudar aumenta las tensiones o prioriza elementos que no son los más importantes en la situación actual”, expuso Thevenin.

“Nunca puede un verdadero diplomático juzgar un país en el cual está enviado, ni a su población. Puede sugerir, con toda discreción y mucha humildad, sin publicidad, lo que considera pudiera ser bueno para mejorar el país (…) pero de ninguna manera puede erigirse en juez”, añadió.

Petición

Primero, el presidente Morales elogió la labor del papa Francisco, y luego “aprovechó” para enviar un mensaje a la comunidad internacional acerca de la cooperación que brinda al país, pero de la ayuda solo leyó un párrafo, por lo que ese tema era el trampolín para hacer una solicitud especial.

“Sin embargo, agradeceré de manera especial que se apeguen al espíritu de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, en el sentido de no inmiscuirse en asuntos internos de nuestro país”, puntualizó el mandatario ante embajadores y representantes de misiones internacionales.

Agregó: “Es necesario que a través de sus actividades ustedes continúen apoyando a la construcción del Estado guatemalteco y a la unión de todos los sectores que lo conforman”.

Morales no quiso comentar sobre el discurso del nuncio apostólico, pero dijo que agradecía a todo el sector de cooperación internacional, pero que no se refería a una persona en particular, sino a todo ese conglomerado.

“Es necesario que todas las instituciones puedan tener la libertad y la autonomía nacional como internacional. En el caso de las demás instituciones, no puedo hablar si ha habido injerencia o no. En el caso de la Presidencia, bendito sea Dios estamos actuando con total independencia”, aseguró el mandatario.

Para finalizar su intervención, el presidente afirmó que ha conversado con el canciller Carlos Raúl Morales sobre la posibilidad de invitar al Papa al país. “Nos gustaría pronto tener una visita de Su Santidad, el papa Francisco, a esta tierra linda de Guatemala. Esperamos contar con el apoyo de todos”, enfatizó.

Análisis

“Hay una percepción del Gobierno en el sentido de que ya llegó a un punto en el cual es preciso llamarles la atención a algunos diplomáticos, no a todos. Es como que se lo dijo a Pedro para que se lo diga a Juan”, comentó el excanciller Gabriel Orellana.

Roberto Wagner, analista político, afirmó que la Cancillería debe dejar por escrito la petición del mandatario y aclarar los aspectos que se consideran exclusivamente nacionales y en los que cualquier comentario puede considerarse injerencia.