Decisión Libre 2015

Alejandro Sinibaldi no competirá por la Presidencia

El exministro de Comunicaciones y exprecandidato a la presidencia por el partido oficial Alejandro Sinibaldi, confirmó este miércoles que debido a que “las condiciones del país cambiaron”, ya no buscará la presidencia con ningún partido político.

Por Carlos Manoel Álvarez

Alejandro Sinibaldi confirmó que no buscará la presidencia en las próximas elecciones. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)
Alejandro Sinibaldi confirmó que no buscará la presidencia en las próximas elecciones. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)

“Tomé la decisión de no participar en este proceso electoral”, confirmó Sinibaldi a Prensa Libre vía telefónica, habló que “a raíz de todos los acontecimientos que se han venido dando y después de sostener pláticas con diferentes actores del país, he entendido que la población lo que está pidiendo es un cambio de sistema político”.

“Un cambio en la forma de hacer la política en nuestro país. Ese es el clamor hoy de la población, siendo responsable es muy difícil en los tres meses que quedan para entrar al proceso electoral estructurar un proyecto político”, dijo el exministro.

Aseguró que, “debido a los enormes sentimientos que hoy tiene la población” se debe buscar un cambio en la forma de hacer política en el país. “Siendo responsable considero que es muy difícil hacer una propuesta coherente con ese sentimiento de la población”, dijo..

Según la Encuesta Libre, publicada por Prensa Libre en mayo , Sinibaldi tenía el 14.7 por ciento de la intención de voto, ocupando, en un empate técnico, el segundo lugar con Sandra Torres, presidenciable de la Unidad Nacional de la Esperanza.

Entre los aspectos que los encuestados destacaron de él es que percibían que es una persona trabajadora, responsable y confiable. Asimismo, destacaba que las personas creían que había hecho un buen trabajo construyendo carreteras y que continuaría con los programas sociales.

Historial

Alejandro Sinibaldi, fue ministro de Comunicaciones por dos años y medio, asumió el cargo el 14 de enero de 2012 y renunició el 1 de septiembre de 2014. Durante su gestión fue criticado por aparecer junto al presidente en varios actos oficiales que no tenían que ver con su cartera.

Sinibaldi participaba en la entrega de los programas sociales, Bolsa Segura y Bono Seguro. Analistas políticos reprocharon que Sinibaldi utilizó la cartera como un trampolín político para impulsar su imagen durante el tiempo que fue ministro.

Días después de renunciar como ministro del Partido Patriota (PP), organizó una masiva concentración en la Plaza de la Constitución, donde fue nominado como el precandidato presidencial del ofialismo.

El acto fue criticado por los guatemaltecos en las redes sociales de campaña anticipada, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) intervino y suspendió al PP y canceló a la entonces vicepresidenta Roxana Baldetti que desempeñana el cargo de secretaria general del partido.

A partir de ese momento, Sinibaldi se dedicó a viajar por el país, organizó reuniones con las bases del PP en todo el país. El 19 de abril último, días después que la Cicig y el MP desarticularon la estructura de defraudación aduanera La Línea que sumió al Gobierno en la crisis política, Sibaldi renunció al partido oficial.

"Los principios del PP ya no existen, ahora existen intereses mezquinos. El rumbo equivocado que lleva el país me obliga a tomar esta determinación ", manifestó Sinibaldi en una conferencia de Prensa, dijo que no estaba dispuesto a asumir los costos de “los enormes desaciertos cometidos” por el Gobierno.

Durante esa conferencia reveló: “las diferencias con la vicepresidenta -Baldetti-”, acotó que esas diferencias venían desde hace tiempo y denunció que Baldetti boicoteó en más de una ocasión su aspiración presidencial.

En ese momento dejó abierta la posibilidad de continuar en la carrera para alcanzar la primera magistratura del país, incluso dijo que en los próximos días daría a conocer su decisión y muchos especularon que sería el candidato del partido Movimiento Reformador (MR).