Política

Congreso niega permiso de ausencia a Luis Rabbé

La Junta Directiva del Congreso rechazó este lunes la solicitud de legislador, Luis Rabbé, para ausentarse a las labores parlamentarias. 

Por Edwin Pitán y Manuel Hernández

Luis Rabbé puede ser investigado por la Fiscalía por su implicación en la contratación irregular de personal. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Luis Rabbé puede ser investigado por la Fiscalía por su implicación en la contratación irregular de personal. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El permiso solicitado por Rabbé se presentó a la Junta Directiva del Legislativo, y fue rechazada debido a que la argumentación de la inasistencia no fue correctamente explicada en la misiva. El congresista se encuentra fuera del país desde el 16 de agosto.

Rabbé podría presentar una nueva licencia en las próximas horas. En caso de que no se haga y el diputado no acuda a las sesiones del Congreso y no presente excusas, habría posibilidad de ser retirado del cargo.

Rabbé perdió su inmunidad para poder ser investigado por el Ministerio Público (MP),  por su posible vinculación al caso denominado Plazas Fantasma.

La Ley Orgánica del Organismo Legislativo, establece en el artículo 66, sanciones por inasistencia: “La inasistencia a sesión plenaria por parte de los Diputados, dará lugar a un descuento equivalente al 100 por ciento del 70 por ciento del emolumento diario. La inasistencia de Comisión, dará lugar a un descuento equivalente al 100 por ciento del 30 por ciento del emolumento diario”.

En el mismo artículo se determina que si hay inasistencia injustificada por más de cuatro sesiones celebradas por el Pleno del Congreso en un mes calendario, se podría efectuar un llamado de atención.

“La reiterada reincidencia dará lugar a  declarar vacante el cargo. En todo caso se dará audiencia por diez días al diputado para que presente sus justificaciones a la Junta Directiva, la cual hará de conocimiento del Pleno del Congreso el resultado de la audiencia. Sólo el Pleno del Congreso por mayoría de dos tercios -105 legisladores-  del total de diputados que lo integren, puede declarar vacante el cargo y llamar al respectivo suplente”, establece el artículo 66 de le Ley

Rabbé aún puede hacer uso de la figura de las excusas, según el artículo 65 de la legislación. “Cuando a un diputado le fuere imposible asistir a alguna sesión o sesiones para las que hubiere sido convocado, deberá excusarse con anticipación. En caso de enfermedad, situación imprevista u otras causas de fuerza mayor, las excusa o justificación podrá presentarla en una de las sesiones inmediatas”.

La Dirección General de Migración informó que el diputado salió de Guatemala en un vuelo comercial de Aeroméxico el martes último; su destino sería la Ciudad de México. Rabbé no tenía ninguna restricción para salir de Guatemala.

Dos días después que el legislador viajará a México, la Corte Suprema de Justicia (CSJ), le retiró la inmunidad y se le dictó arraigo, por su posible vínculo en la creación de plazas fantasma en el Congreso.

Pierde inmunidad

El 18 de agosto último, el diputado  perdió la inmunidad por decisión de la CSJ, la resolución podría permitir que sea investigado por el MP y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

Los magistrados fundamentaron su decisión en el informe de la pesquisa que les remitió la magistrada Zonia de la Paz Santizo Corleto, vocal segunda de la Sala Tercera de Apelaciones de lo Penal.

El reporte de Santizo Corleto estableció  que existe la posibilidad de que Rabbé tenga relación con la contratación irregular de personal del Congreso, cuando fungió como presidente del Organismo Legislativo, en el período 2015-2016.

"Se analizó el informe rendido por el juez pesquisidor, donde se recomendo retirarle ese privilegio, por lo consiguiente fue sometido al cotejo por los magistrados y luego se acordó por unanimidad declarar con lugar la solicitud”, aseveró.

Gestión Penal del Organismo Judicial deberá designar el juez instructor que llevará el proceso penal contra Rabbé.

El caso de Rabbé

Una investigación del Ministerio Público (MP) y de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) encontró que la nómina de plazas fantasma en el Congreso que creó la Junta Directiva presidida por el diputado Luis Rabbé, incluyó a maestros, profesionales, bachilleres, secretarias bilingües y hasta un panadero.

Según la pesquisa, ninguno llegó a trabajar en el Legislativo, pero tenían salarios entre los Q8 a Q20 mil.

El ente investigador descubrió que los supuestos empleados prestaban sus servicios a otras dependencias del Estado, para empresa privadas de diversa índole, incluso para empresas de los propios diputados.

Por la aprobación de 235 contrataciones irregulares y no menos de 50 plazas fantasmas en el Congreso, siete diputados, encabezados por Luis Armando Rabbé Tejada y Arístides Crespo Villegas, son señalados de peculado y abuso de autoridad, les añaden nombramientos ilegales.

En este caso también están vinculados, capturados y enviados a prisión los exdiputados Alfredo Augusto Rabbé Tejada, Édgar Romeo Cristiani Calderón y Carlos Humberto Herrera Quezada, además de Luis Mijangos, exdirector del Congreso.

La investigación descubrió que en los primeros días de enero del 2015 Crespo autorizó el nombramiento de 87 personas bajo el renglón 022 para  la directiva.

Más de 25 de estas plazas eran de un salario igual o por encima de los Q15 mil. Los nombramientos de las personas en el Organismo Legislativo, que no asistían a sus labores, se autorizaron por Crespo a solicitud de otros diputados.

A Luis Rabbé se le atribuyen 148 contrataciones o nombramientos irregulares. “Los sueldos de las contrataciones fueron de Q4 mil y hasta  Q20 mil”,  indicó el MP.