Política

PDH abre expediente para investigar campaña de desprestigio contra la prensa independiente

La Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), abrió un expediente por una campaña que circula en redes sociales para desacreditar a periodistas y a medios informativos independientes.

Por Redacción

El domingo 27 de agosto el presidente Jimmy Morales declaró persona no grata al jefe de Cicig, Iván Velásquez, lo que desató manifestaciones. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL).
El domingo 27 de agosto el presidente Jimmy Morales declaró persona no grata al jefe de Cicig, Iván Velásquez, lo que desató manifestaciones. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL).

Desde el viernes en la noche, varios comunicadores denunciaron la existencia de planes para desacreditar en lo siguientes días contenidos que difunden los periodistas y los medios, explicó el procurador Jordan Rodas Andrade.

“Hay una intención de desacreditar a periodistas en estos días de tanta incertidumbre en el país, que puede atentar con nuestra frágil democracia”, expuso.

El magistrado, afirmó que se trata de desestabilizar a un sector como lo es la prensa independiente. “La información que tenemos es que se pueda atacar de manera personal a los periodistas o a los medios informativos para deslegitimarlos, algo que no se descarta y que se ha utilizado en otros momentos de la historia y lo que buscamos es prevenir”, afirmó.

Rodas Andrade, explicó que tienen información sobre planes para incrementar los ataques. El procurador, dijo que se adoptaran las acciones correspondientes para dar las garantías a los comunicadores por el clima político que no es favorable, y que se da en el marco de esta crisis.

Piden investigar

Mario Fuentes Destarac, presidente de la Cámara Guatemalteca de Periodismo, afirmó que existe una campaña de difamación en contra de periodistas, comunicadores y medios de comunicación independientes, con una cantidad de ofensas y calumnias sistemáticas.

“Este tipo de ataques están generando un gran daño al ejercicio a la libertad de expresión. Debe investigarse porque muchos de los ataques son clandestinos”, dijo.

Recordó que todas las publicaciones clandestinas estan prohibidas por la Ley de Emisión del Pensamiento, por lo que exigen a las autoridades investigar que se inicien las investigaciones a las plataformas informáticas anónimas, como los call center —centros de llamadas— que se han dedicado a este tipo de desprestigio hacia los medios de comunicación independientes.

Fuentes Destarac, afirmó que el actual clima político que vive el país, favorece este tipo de ataques.

El Centro de Reportes Informátivos de Guatemala (Cerigua) denunció esta semana que en redes sociales se han lanzado ataques en contra del noticiero Guatevisión medio al catalogarlo de “traidor de la patria”, debido a su cobertura sobre la actual crisis política.

Guatevisión alertó el martes pasado sobre el bloqueo de la señal en varios departamentos, por empresas de cable vinculadas a políticos. Además, advierte de una campaña apócrifa por su labor periodística.

El domingo 27 de agosto, después de conocerse la decisión del presidente Jimmy Morales de declarar non grato a Iván Velásquez, el canal Guatevisión inició con la cobertura ininterrumpida.

La información transmitida ese domingo estuvo enfocada en la decisión del mandatario de ordenar la expulsión de Velásquez y las reacciones de los diferentes sectores.

Los televidentes del canal denunciaron que la señal fue bloqueada por las empresas de cable que, según Haroldo Sánchez, director del Noticiero Guatevisión, están vinculadas a diputados y alcaldes.

Campaña en contra

En Facebook apareció una publicación hecha por una fanpage apócrifa con un mensaje específico en contra del canal Guatevisión.

La cuenta estaba inactiva desde el 28 de septiembre de 2016 y el lunes último hizo un post donde califica al medio de comunicación como “traidor a la Patria”. La fanpage tiene una base de 600 likes, sin embargo, la activación de un posible netcenter ha hecho que el número de comentarios y publicaciones compartidas supere su promedio normal.