Política

PDH considera urgente declarar estado de calamidad en Salud

La Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) considera que el Ejecutivo debe estudiar la posible declaratoria de estado de calamidad para atender la crisis de salud que enfrenta el país.

Por Geldi Muñoz y Jessica Gramajo

Debido a la crisis en salud, los médicos han cerrado la consulta externa de los hospitales nacionales como medida de presión para exigir abastecimiento de insumos y medicamentos (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Debido a la crisis en salud, los médicos han cerrado la consulta externa de los hospitales nacionales como medida de presión para exigir abastecimiento de insumos y medicamentos (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Según Hilda Morales, procuradora ajunta, con esta medida se podría acelerar el sistema  de compras, pero enfatizó que se debe evaluar a profundidad para que se efectúe sin infringir la Ley de Compras y Contrataciones, y que se dicten las medidas para la transparencia en las adquisiciones de insumos  médicos y medicamentos.

Morales resaltó que “lo tienen que considerar” porque la preocupación debe ser muy fuerte de parte de las autoridades, ya que no se puede poner en la mesa la problemática si no se encuentran las soluciones a ese problema tan grande que hay en Guatemala, en donde está en peligro la vida de los pacientes del sistema de salud pública.

La propuesta de la PDH fue una de las que se presentaron durante la instalación de la mesa interinstitucional de Salud efectuada hoy en el Congreso de la República, la cual preside el diputado Luis Hernández.

En la reunión participaron el Ministerio de Salud, de Finanzas, hospitales nacionales, Contraloría General de Cuentas y Mejoremos Guate, quienes abordaron temas sobre el desabastecimiento, falta de vacunas, emergencias sanitarias como el Zika y problemas administrativos y presupuestarios.

Un médico señaló que si la situación en salud continúa como ahora, no pasarán ni dos meses para que el sistema colapse, ya que no pueden trabajar sin los insumos y medicamentos necesarios. Mientras que otro profesional se quejó que trabajan con aparatos en mal estado o instrumentos hechizos.

Otra propuesta

Sandra Almengor, de la Junta Directiva del hospital San Juan de Dios, señaló que ellos proponen que se incremente el impuesto a los cigarrillos y bebidas alcohólicas, al tomar en cuenta que muchos de los pacientes que atienden por enfermedades crónicas o accidentes son producto de este consumo.

Además, señaló que es necesario que se controle el gasto de los fondos públicos y que se considere que las personas que pueden dar una cuota por la atención lo haga y con esto se garantiza el cuidado de los equipos médicos.

Investigación

Morales comentó que hay una solicitud a la Contraloría General de Cuentas y el Ministerio Público para que investigue la asignación de Q4 mil 542 millones que se trasladaron al Ministerio de Salud para los hospitales porque no se sabe cómo fueron empleados.

Morales comentó que ya fue planteada una petición de audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y para hacerle llegar la preocupación al relator de Naciones Unidas para el más alto grado de salud, sobre la situación que atraviesa el país, debido a que desde 2011 han presentado varios amparos para buscar que se atienda la crisis sin lograr respuesta.