Política

Peña Nieto: trabajo, crimen y migrantes ocuparán cita

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, se reunirá con los encargados de los  tres organismos del Estado, en nueva visita oficial al país.

Por Geovanni Contreras

En septiembre del 2012, el presidente Enrique Peña Nieto estuvo en el país para reunirse con su entonces homólogo, Otto Pérez Molina. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
En septiembre del 2012, el presidente Enrique Peña Nieto estuvo en el país para reunirse con su entonces homólogo, Otto Pérez Molina. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Garantizar el trabajo temporal a más de cien mil guatemaltecos en México es uno de los acuerdos que el presidente de ese país, Enrique Peña Nieto, firmará con el mandatario   Jimmy Morales, durante su visita al país que comienza hoy.

El acuerdo en materia laboral significa que los guatemaltecos que trabajan en el país vecino, principalmente en el corte de café y otras actividades agrícolas, podrán hacerlo sin temor de que sean deportados.

“Será para regularizar a todos los trabajadores. Es temporal. Lo usan durante la época de la cosecha”, explicó el canciller guatemalteco, Carlos Raúl Morales.

Entre otros convenios, también destaca uno de otorgamiento recíproco de permisos de trabajo para dependientes de personal diplomático, como los cónyuges.

Subsistencia ilegal

Guatemala y México comparten 959.7 kilómetros de frontera, y se mantiene el reto de desarrollo y reducción de la pobreza, porque en la medida en que esta se mantenga, la gente, con tal de subsistir, se suma a la ilegalidad.

“Principalmente es en el contrabando a donde se meten las familias, que es el elemento más común en el área de frontera”, indicó el ministro de Relaciones Exteriores.

El contrabando y la seguridad, en general, es uno de los “grandes temas” que tendrá un espacio privilegiado con Peña Nieto y cómo seguir el fortalecimiento y acciones contra el crimen organizado, como carteles de la droga, pandillas juveniles y otros grupos.

El Canciller hizo ver que aparte es el tema migratorio, porque desde la llegada del presidente Donald Trump, en Estados Unidos, hubo  una alusión directa a México, de la construcción de un muro y la revisión del Tratado de Libre Comercio.

De esa cuenta, en esta ocasión se revisarán los logros de un mecanismo creado este año, de protección de los derechos humanos de los migrantes y en el cual México participa directamente.

“Es evidente que no es el Estado mexicano el que  viola esos derechos, sino el crimen organizado, los Zetas, diferentes grupos y carteles que operan a lo largo de todo el camino a Estados Unidos; en algunos casos, policías municipales”, agregó el jefe de la diplomacia del país.

Cruces fronterizos

Entre ambos países hay ocho cruces fronterizos, pero solo en seis hay autoridades, y con la visita de Peña Nieto se oficializará un nuevo cruce que está en ejecución, el de Nueva Orizaba, México, e Ingenieros, Guatemala, por el lado de Quiché.

“Este va a ir acompañado de una carretera de 19 kilómetros a Playa Grande, para hacer comercio y turismo”, mencionó Morales.

Agua, saneamiento y la interconexión energética son otros temas que se hablarán en la cita.

“Un tema que hemos venido trabajando con Estados Unidos, bajo el auspicio del Departamento de Estado,  es el gasoducto de México con Centroamérica, que en su primera fase llegaría a los tres países del Triángulo Norte”, precisó Morales.

Agregó que Estados Unidos “quiere asegurarse” de que la región tenga energía barata, porque con ello  costaría 50 por ciento menos de lo que cuesta hoy, y el Triángulo Norte sería atractivo para  quienes quieran invertir en la región.

Integración regional

La Secretaría de Relaciones Exteriores de México divulgó ayer en su sitio electrónico un comunicado que dice que Peña Nieto analizará con Morales  temas de migración, energía, integración regional, infraestructura fronteriza, medioambiente, seguridad y desarrollo social, entre otros asuntos.

Además, Peña Nieto tratará el proyecto emblemático Mesoamérica sin Hambre, así como otros planes enfocados en la prevención de la migración no acompañada de menores. Ambos países establecieron relaciones diplomáticas el 6 de septiembre de 1848.

Guatemala y México cuentan con varios mecanismos de diálogo y cooperación bilateral, y uno de los más importantes es el Grupo de Alto Nivel Sobre Seguridad (Ganseg), creado en el 2003, y que consiste en un intercambio permanente de información entre las policías, fiscalías y agencias de inteligencia, para ser más efectivos en la lucha contra el crimen organizado.

Entre polémica

Peña Nieto tiene, en su quinto año, la popularidad más baja que sus cuatro antecesores.

La firma Consulta Mitofsky publicó en marzo último que el 77 por ciento de los mexicanos desaprobaba la gestión del mandatario.

El gobernante que más bajo había caído en el índice de popularidad era Felipe Calderón, con el 46 por ciento de desaprobación.

A mediados de mayo, una nueva medición de la percepción del desempeño presidencial de Peña Nieto hizo que subiera dos puntos porcentuales, del 17 al 19 por ciento, pero sigue en los niveles históricos de desaprobación.

Un discurso

El presidente de México también fue hace un par de meses la comidilla de las redes sociales y de una crítica generalizada, debido a un discurso que dio en un acto con miembros del Ejército Nacional.

“Quienes les digan que vivimos en un país que está en crisis, crisis es seguramente lo que pueden tener en sus mentes, porque no es lo que está pasando”, expresó el gobernante, lo que desató la furia de los internautas y varios sectores.

Por si todo lo anterior fuera poco, al menos siete periodistas han sido asesinados en México en lo que va del año,  por lo que Peña Nieto ofreció mayores recursos y esfuerzos para proteger a los comunicadores, lo que califican de “reacción tardía”.

Estados Unidos es prioridad

“La relación entre ambos países es estrecha, pero  nunca le han dado una mayor prioridad por los intereses que  tenemos con Estados Unidos que dicta, en cierta medida, muchos de los temas que se tratan. Los temas energéticos, migratorios, seguridad y comercio prevalecen”, opinó Roberto Antonio Wagner, experto en temas internacionales.

Indicó que el principal asunto por discutir será de carácter comercial, infraestructura y cooperación energética, pero la seguridad y la migración también serán tratadas.

“Sería interesante también discutir una cooperación más estrecha en los temas de investigación, capturas y extradiciones internacionales, dados los recientes temas de prófugos  que han involucrado a ambos países, como los casos de Roberto Barreda y de Javier Duarte, por ejemplo”, agregó.

En cuanto a los resultados que podría dejar la visita de Peña Nieto, Wagner cree que dependerá de si se consiguen mayores inversiones para Guatemala, así como si se da un acuerdo en la construcción de una autopista que conecte México, Guatemala y El Salvador, lo cual haría la visita fructífera.

Además, consideró que sería otra visita sin resultados, si solo se favorecen intereses particulares.

“En la medida en que se favorezcan intereses de pequeños grupos empresariales o que se ponga en riesgo la explotación de recursos naturales nacionales para beneficiar a México, la visita no sería de mucho provecho para Guatemala”, añadió el analista.