Política

Presidente Jimmy Morales evita las preguntas

Jimmy Morales lleva prácticamente dos semanas de no comparecer ante la prensa nacional, en conferencia de prensa formal, para responder acerca de varios temas coyunturales, y se ha valido de varias estrategias, junto a su equipo de comunicación, para evitar ser cuestionado.

Por Geovanni Contreras y Jessica Gramajo

Presidente Jimmy Morales sale del estadio Doroteo Guamuch Flores sin dar declaraciones a la Prensa.
Presidente Jimmy Morales sale del estadio Doroteo Guamuch Flores sin dar declaraciones a la Prensa.

Si bien, el sábado último  en Quetzaltenango,  cuando el gobernante inauguró las operaciones del aeropuerto Los Altos,  participó al final del acto en una “conferencia de prensa”, pero  en dos ocasiones  el moderador y el vocero presidencial advirtieron que se limitaban las preguntas a la inauguración del lugar.

Si bien en el primer bimestre del gobierno Morales se molestaba por preguntas incómodas y no lograba ocultar su enojo, había ocasiones en las que respondía varias de ellas  y las conferencias llegaban a ser de media hora o más, pero en los últimos meses se toma nota para que se le hagan solo cinco o seis cuestionamientos.

Para evadir a reporteros

Cada vez más han sido notorias las maniobras que el mandatario y su equipo utilizan para evitar someterlo a un ejercicio de rendición de cuentas ante los medios de comunicación.

En las últimas dos semanas, la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia no ha convocado a actividades públicas. Tan solo ayer Morales estuvo presente en cuatro, pero a ninguna se invitó a los periodistas que cubren la fuente, aunque sea otra entidad o institución la que organiza el acto al que asiste el mandatario.





Por lo regular se utiliza un grupo de WhatsApp para el efecto, pero han sido los mismos reporteros quienes comparten información, ante el silencio oficial.

Asimismo, los funcionarios intentan identificar el área dónde están ubicados los periodistas para, al final de la actividad, sacar al presidente por lugar donde los comunicadores no puedan pasar.

El martes último, por ejemplo, después de haberse reunido con miembros de la sociedad civil, por la presentación de las reformas a la Ley Electoral, se colocó un podio donde podría haber hablado el presidente. “Voy a preguntarle”, afirmó su vocero, Heinz Hiemann, pero antes se acercó sigiloso a reporteros que hablaban de los cuestionamientos pendientes y ayer se le vio, en el Estadio Doroteo Guamuch, cuando caminaba lentamente, según él sin ser notado, alrededor de los asistentes para ubicar a los periodistas.

Carrera hacia vehículo

Al finalizar la actividad en el estadio, la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS) colocó  vallas para encerrar a los comunicadores en un área distante a la que utilizaría Morales para salir del lugar, pero varios periodistas lograron evadir la barrera.

Ya afuera,  agentes de la SAAS no impidieron que los periodistas le hicieran preguntas, y el presidente, al darse cuenta, se apresuró para huir  hacia su vehículo.

Un funcionario que pidió el anonimato aseguró que el gobernante y su equipo saben que se le preguntará por su hijo José Manuel y su hermano Samuel, además de otros temas que todavía son sensibles para él, como el despido de los jefes de la SAAS.