Política

Proponen cambio de nombre al estadio Mateo Flores

El presidente del Congreso, Mario Taracena, presentó una iniciativa de ley que busca cambiar el nombre al estadio Mateo Flores.

Por Jessica Gramajo

Panorámica del Estadio Nacional Mateo Flores, en la zona 5. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Panorámica del Estadio Nacional Mateo Flores, en la zona 5. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La propuesta de ley pretende que de urgencia nacional el Congreso ordene modificar el nombre del estadio olímpico Mateo Flores por Doroteo Guamuch Flores, el nombre de pila del atleta.

La iniciativa de Taracena también contempla que la Municipalidad de Mixco modifique el nombre de la calzada y puente que lleva el nombre del atleta ganador de la maratón de Bostón, en abril de 1952.

En la propuesta legislativa se explica que el objeto de cambiar la denominación del estadio nacional es para proteger y reconocer “el nombre real y verdadero de tan ilustre deportista”.

El estadio nacional Mateo Flores se inauguró el jueves 23 de febrero de 1950 bajo el nombre de estadio Revolución.

El entonces presidente Juan José Arévalo Bermejo encabezaba el acto inaugural en el palco del coloso de la zona 5. Fue para la época una de las principales obras y albergó los Sextos Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe, en 1950.

Con un costo de Q1 millón 500 mil, la obra fue entregada un día antes de que se encendieran las luces de la Ciudad Olímpica.

Es el estadio más grande de Guatemala y el séptimo de Centroamérica, y fue en su tiempo una de las pocas instalaciones deportivas que contaban con iluminación para efectuar encuentros deportivos por la noche.

Recordado atleta

El pasado 19 de abril se cumplieron 64 años de la hazaña de Doroteo Guamuch Flores, cuando se consagró como el ganador de la maratón de Bostón, dejando además una estela de triunfos y destacada participación olímpica.

En los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Colombia 1946 se colgó el oro en el Medio Maratón y en los 10 mil metros planos.

“Ese día en Boston Mateo Flores corrió junto a los atletas Guillermo Rojas y Luis H. Velásquez. Llegaron a defender los colores Azul y Blanco y Flores corrió lo más rápido de lo que todos se imaginaron”, apunta  Julio César Arreola, en el libro el triunfador de Boston.

“En total fueron 190 atletas, pero el guatemalteco se impuso con una de sus mejores marcas 2 horas, 31 minutos, 53 segundos. La gente le apoyo siempre y le gritaba  ¡Ya estamos cerca Mateo!. ¡Viva Guatemala!”,  resalta el escritor.

Mateo Flores fue siempre un luchador, lo demostró en cada uno de las competencias en las que participó. La tradicional carrera de los barrios Max Tott, era su carrera favorita y la utilizó de entrenamiento para correr Boston.

El destacado deportista falleció un 11 agosto del 2011, debido a una serie de complicaciones pulmonares.