Política

“Reformas requieren de más diálogo”

El quetzalteco Jordán Rodas fue electo ayer por el Congreso como procurador de los Derechos Humanos. Deberá asumir el próximo 20 de agosto, por un período de cinco años.

Por Jessica Gramajo / Guatemala

Diputados votaron por el nuevo magistrado de conciencia, quien dice que   ningún partido condicionó su apoyo. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
Diputados votaron por el nuevo magistrado de conciencia, quien dice que   ningún partido condicionó su apoyo. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)

Rodas, que es abogado, fue vicepresidente del Colegio de Abogados y candidato a alcalde para Quetzaltenango, afirma que buscará consensos y que defenderá con energía los derechos de los guatemaltecos.

¿Cómo toma la elección?

Con mucha satisfacción, con un gran compromiso porque obtuve 131 votos, lo que representa  el apoyo de distintas corrientes ideológicas. En un tema tan sensible como los derechos humanos, no debe ideologizarse. Es un compromiso para mí porque tengo que mantener el equilibrio. Estoy convencido y consciente que seré un comisionado del Legislativo, entonces trabajaré con el Congreso. Los diputados tienen dos funciones, una es legislar y la otra fiscalizar. En la segunda podemos empatar si hay voluntad y disponibilidad.

¿Tuvo acercamiento con las bancadas?

Sí. Con todas, diría yo. Yo busqué acercamientos desde que entregué mi expediente para que me conocieran todos los partidos.

¿Alguno pidió algo a cambio por su apoyo?

No, ningún partido político condicionó su apoyo, por plazas ni por nombramientos. Los actuales diputados saben que Guatemala ha cambiado y que se requiere de nuevas prácticas políticas. Si eso sucedió en el pasado, que ya no se dé en el presente. Yo tengo la potestad legal de nombrar a mi personal y  buscaré un equipo de mi confianza.

¿Quiénes integran su equipo?

Tengo algunas personas en mente, pero no les he hablado. Solo le puedo decir que hay   del interior y  de la capital.

Se sabe que hubo reuniones con el presidente Jimmy Morales. ¿Para qué?

Tuve un acercamiento con el presidente, también con monseñor –Óscar- Vian, el Cacif y otros sectores, porque si se pretende ser mediador en Guatemala se tiene que generar la confianza.

¿Quién buscó los acercamientos?

Yo. Yo busqué al presidente. La reunión fue muy institucional. Fui yo el que más hablé, le compartí mi visión, porque sobre la administración pública que él dirige es que voy a velar para que camine bien. Estoy consciente de que no puedo erosionar la institucionalidad del país.

¿Se habló de alguna especie de compromiso?

Ningún compromiso. Me escuchó sin pedirme nada a cambio.

¿Cómo ve el avance de las reformas a la Constitución?

Estoy convencido de la necesidad de las reformas; es más, no solo al sector justicia, creo que hay que revisar la Carta Magna en su totalidad, pero sin prisas, con metodología, donde más sectores se sientan participativos, con cronogramas más concretos, con tiempos  o serán diálogos eternos. Si hay más participación, se logrará que los guatemaltecos nos apropiemos del tema.

¿Cuánto tiempo tardaría esa discusión?

Habrá que revisar si la dinámica ha tenido los resultados. Evidentemente, pienso que no.

¿Está de acuerdo con la propuesta actual?

Como ha habido muchas enmiendas, no sé cómo va la propuesta. Pienso que los sectores deben  tener una posición más de país y no sectorial, no por perder cuotas de poder hay que negarse a que avancen las reformas.