Política

Representantes apoyarían retiro de justicia indígena de discusiones

Sector impulsa la justicia ancestral, pero si no se aprueba seguirá respaldando la reforma en el sistema judicial.

Por Carlos Álvarez

Representantes de pueblos indígenas pidieron al Congreso que apruebe las reformas constitucionales y que no desvirtúe su espíritu, ya que la justicia del país necesita un cambio. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
Representantes de pueblos indígenas pidieron al Congreso que apruebe las reformas constitucionales y que no desvirtúe su espíritu, ya que la justicia del país necesita un cambio. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

Representantes de pueblos indígenas y organizaciones sociales indicaron que la polarización por el derecho maya está desviando la atención de los demás temas torales de la reforma y por ello, si la justicia indígena no es aprobada por los diputados, ellos no dejarían de apoyar el paquete de cambios constitucionales.

Las autoridades de los pueblos indígenas mostraron su preocupación por la situación que se ha generado en la población debido a la reforma al artículo 203, que busca reconocer y legalizar la justicia indígena.

Asimismo, exigieron al Congreso que apruebe el paquete de reformas constitucionales al sector Justicia como única vía para reforzar la institucionalidad del país.

Posturas

Por la mañana, en  conferencia de prensa efectuada por los representantes de varias organizaciones, Tomás Saloj, miembro de las comunidades de Sololá, afirmó que los bloqueos registrados ayer en distintos puntos de la provincia fueron parte de las medidas con las que exigen al Congreso que apruebe el paquete de cambios, particularmente el artículo 203 relativo al pluralismo jurídico.

“El 203 no es el único artículo; existe un paquete de reformas que se debe discutir”. Rigoberto Juárez,  líder indígena.

“Nuestros pueblos claman hoy en la calle que al fin sea reconocido en la Constitución el derecho del pueblo maya”, señaló Saloj.

Rigoberto Juárez, representante del pueblo q´anjob´al, chuj, poptí y akateko, afirmó: “La población indígena demanda al Congreso la aprobación inmediata de las reformas constitucionales tal y como llegaron”, y destacó que  estas ya tuvieron un proceso de socialización y diálogo a escala nacional y “hoy pareciera que todo ese esfuerzo no valió  la pena”.

Fidel Escun, presidente de la Junta Directiva de los 48 Cantones de Totonicapán, también se mostró a favor de aprobar las reformas.

Los líderes insistieron en que no dejarán de pedir que se reconozca el derecho indígena, pero incluso si este no se llegara a aprobar no dejarán de apoyar el paquete de reformas porque “existe la necesidad de oxigenar la justicia del país”.

Agregaron que las protestas para exigir la aprobación de las reformas continuarán este día.

Daniel Pascual, en representación de la Asamblea Social y Popular, se sumó a la exigencia de que se aprueben las reformas, particularmente aquella que reconoce a los pueblos indígenas y rechazó que este tema divida al país.

Pascual aseguró que se sumarán a las protestas de hoy.

Por la tarde, la Alianza por la Reformas, que aglutina a más de 30 organizaciones sociales, brindó una conferencia de prensa en la que también exigió al Congreso la aprobación de las reformas, pero  principalmente que se respete el espíritu con el que fueron consensuadas.

Helen Mack, de la Fundación Myrna Mack, denunció que la polarización que se ha dado por el artículo 203 es una estrategia de desinformación que busca detener todo el paquete de reformas.

Las organizaciones anunciaron que fueron amparados por la Corte de Constitucionalidad para que hoy los representantes de los pueblos indígenas puedan ingresar a presenciar la sesión plenaria.