Política

Salud recomienda evitar quemaduras

El 70 por ciento de casos en niños son ocasionados por derrame de líquidos calientes.

Por Glenda Sánchez

Unidad de quemados del hospital Roosevelt atiende casos de accidentes donde las víctimas son niños. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Unidad de quemados del hospital Roosevelt atiende casos de accidentes donde las víctimas son niños. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

En los últimos dos años y 10 meses,  el Ministerio de Salud registró 42 mil 630  personas quemadas —entre adultos, jóvenes y niños—, en especial en los últimos meses de cada año, por lo que exhorta a los padres de familia a tomar precauciones.

Los afectados en esos  meses, según especialistas consultados, fueron niños y adolescentes, en un alto porcentaje. La primera causa de quemaduras fue derrame de líquidos calientes, seguida por las ocasionadas por flama y fricción, y por último, debido a   manipulación de pólvora y descargas eléctricas.

Lourdes Santizo, jefa de la Unidad de Quemados del Hospital Roosevelt, alertó a los padres de que vigilen a  los niños  porque un 80 por ciento de los incidentes  atendidos en ese nosocomio ocurrieron en el hogar, por descuido. De ese porcentaje, un 90 por ciento de casos se suscitaron en la cocina o áreas donde se preparan alimentos.

Más casos

“En todo el año, las causas fueron los derrames de líquidos calientes, pero en diciembre se presentó un repunte por uso y manipulación de cohetillos”, explicó Santizo.

La funcionaria detalló que la estadística anual reportó que las quemaduras por pólvora ocurren en un cinco por ciento y se producen en ese mes.

Ricardo Méndez, jefe de la sala de urgencias de Pediatría del Roosevelt, recomendó a los padres de familia que supervisen a sus hijos si los acompañan en la cocina, para prevenir que se caigan o se les derrame algún líquido

caliente. También sugirió que los menores no jueguen con la flama del gas, ya que los daños pueden ser severos.

Méndez exhortó a  no manipular cohetillos, estrellas o cualquier juego con pólvora. “Recuerdo que el caso más grave el año pasado fue el de una niña de 4 años, a quien otro infante, por accidente, se acercó, y  como el vestido  era de tela inflamable  se incendió y le causó heridas de tercer grado a la pequeña, a quien de cariño le llamábamos Estrellita”, relató.





Costos

El médico añadió que la menor estuvo recluida en ese hospital durante cuatro meses, tiempo durante el cual, por la gravedad de las quemaduras, se  le hicieron injertos de piel. “El valor del tratamiento de esta niña alcanzó los Q200 mil; sin embargo, en un hospital privado  pudo haber alcanzado hasta Q3 millones”, refirió Méndez.

El experto detalló que el desembolso en ese hospital es alto porque incluye gastos de personal médico, sala de operaciones, medicina crítica, antibióticos, transfusiones de sangre, tratamiento nutricional y hasta de estrés del paciente. “Muchos de los pacientes se complican porque aparte de tratarles las quemaduras, se les debe dar tratamiento porque sufren   algún tipo de desnutrición”, refirió.

Los dos especialistas coincidieron en que más que el costo, los daños en las víctimas son psicológicos y traumáticos, principalmente cuando los niños o adolescentes pierden alguna extremidad.