Política

El diputado Sandino Reyes y su versión de lo que pasó en el parqueo

El diputado Sandino Reyes publicó un video en redes sociales para exculparse de los señalamientos de actos inmorales y agresiones contra guardias de seguridad, en el parqueo de un edificio alquilado por el Congreso.

Por Redacción

A través de un video que dura 49 minutos, el cual fue grabado anoche mientras se conducía en un automóvil y publicado pasadas las 22 horas, el diputado se exculpó.

El legislador que pertenecía a la bancada de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), fue señalado de haber sido encontrado teniendo relaciones sexuales adentro de un vehículo en el parqueo del Edificio 7 y 10, donde el Congreso alquila varias oficinas para uso de los diputados.

El informe de la administración del edificio, señala que Sandino Reyes agredió verbalmente a los guardias de seguridad cuando no le permitieron sacar otros vehículos con la misma tarjeta, además que causó daños a la propiedad al salir por la fuerza y que durante el incidente el diputado se encontraba en estado de ebriedad.

En el video publicado en Facebook, Reyes reconoció que sí se encontraba esa noche hasta tarde dentro del parqueo, que mantuvo una discusión con los agentes de seguridad y que en efecto llamó al presidente del Congreso, Óscar Chinchilla, porque supuestamente no le permitían el egreso del parqueo, acto que calificó de “secuestro”.

Lea además: La ola de críticas al diputado Sandino Reyes por escándalo sexual

“Yo estaba trabajando una iniciativa de ley y había personas honorables conmigo que estaban ayudándome. Nos tardamos quizás más de la cuenta, salimos a las 20.30 horas de mi despacho”, dijo Reyes. 

“Les voy a ser honesto, nos comimos unos ceviches, nos tomamos unas micheladas, salimos al parqueo, no me dejan salir y yo me pongo histérico. Me están negando la salida, me están queriendo casi secuestrar”, dijo Reyes.

El legislador dice que a través de las redes sociales muchas personas lo han “tratado de lo peor”, lo han insultado y le han recriminado que es un deshonesto, que su silencio se debe a no ser parte de “un juego mediático”.

“Aunque hubiera sido cierto, a un hombre por estar teniendo relaciones sexuales no lo van a denigrar, pero como es un diputado, es el más cerdo de todos. Ya basta de que a nosotros nos juzguen y sentencien en las redes sociales”, dijo Sandino Reyes.

Lea también: La UNE decidió separar a Sandino Reyes del partido

Separación

Ante los señalamientos, el partido de la Unidad Nacional de la Esperanza, decidió separarlo de la agrupación política, según informó el partido a través de sus redes sociales, la decisión fue tomada por el Comité Ejecutivo Nacional, mientras el incidente es investigado y Reyes solventa su situación jurídica.

“Mi partido me sorprende con una separación, es casi una sentencia, pero Dios es justo, Dios todo lo ve y sabe que soy inocente. Que nunca he hecho algo que ponga en vergüenza, mi honorabilidad, la de mi familia y mi partido”, dijo Reyes.

El diputado también fue citado para este jueves por la junta directiva del Congreso para dar explicaciones sobre los señalamientos, pero no asistió y se excusó, bajo argumentos de tener que atender “asuntos estrictamente personales”.

Diputado Sandino Reyes durante una intervención en el Pleno del Congreso. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Diputado Sandino Reyes durante una intervención en el Pleno del Congreso. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El diputado notificó que presentará un informe circunstanciado para aclarar los señalamientos que le hacen.

“Que lamentable es saber por boca del presidente del Congreso que gente de mi partido, de mi bancada, estaban presionándolo para que hiciera un acto público, y me quisieran poner en ridículo en una citación a la cual no asistí porque me ampara la ley”, expresó Reyes.

Reyes aseguró que en estos días ha tratado de convencer a su familiar que no es cierto de lo que lo acusan, que no existen pruebas, y que daría explicaciones al distrito que representa. Agregó que luchará contra quienes quieren hacerle daño y perjudicarlo, aunque sean de su mismo partido.