Política

Siniestros destapan robos arqueológicos en Petén

Al menos cinco montículos mayas del sitio arqueológico El Peruito, en el Parque Laguna del Tigre, San Andrés, Petén, fueron saqueados antes de que se iniciara el incendio que lleva 10 días activo y que ha consumido más de mil 400 hectáreas en el lugar, informó el Ministerio de Cultura y Deportes.

Por Carlos Álvarez

Montículos fueron saqueados y posteriormente afectados por los incendios forestales. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Montículos fueron saqueados y posteriormente afectados por los incendios forestales. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)

El saqueo habría sido cometido por invasores, quienes además dificultan los trabajos de identificación y conservación que realizan las autoridades, ya que intentan apropiarse del lugar.

Francisco Asturias, director Regional de Petén de la Fundación para el Ecodesarrollo y la Conservación, denunció saqueos en los sitios arqueológicos.

Asturias indicó que se percataron del saqueo luego  de que varios guardarrecursos recorrieron la zona que fue destruida por el siniestro. Agregó que era evidente que quienes profanaron el lugar “intentaron esconder” sus fechorías enterrando las entradas a los montículos con piedras.

Mónica Pellecer, subjefa del Departamento de Monumentos Prehispánicos y Coloniales del Viceministerio del Patrimonio Cultural y Natural, confirmó la información pero agregó que no todos los saqueos son recientes.

Pellecer explicó que desde hacía tiempo se tenía conocimiento de un sitio arqueológico secundario llamado El Peruito, pero no se sabía exactamente dónde se encontraba.

Indicó que a mediados de marzo se enteraron de que un grupo de invasores había encontrado el sitio.

“El 20 de marzo fue un técnico, con personal de campo. Ahí estaban los invasores y se logró entrar al sitio arqueológico, pero no se pudo hacer el levantamiento”, explicó Pellecer.

La funcionaria detalló que el 27 de marzo último entraron al Peruito para hacer un reconocimiento arqueológico y labores de rescate, pero, “por la situación del sitio, es imposible hacer una investigación intensiva”.

“Se logró identificar 73 saqueos a montículos, y de esos, cinco son recientes  que habrían sido cometidos por los invasores”, explicó Pellecer, quien añadió que esta situación no es nueva, pues tuvieron un caso similar en el sitio arqueológico El Ceibal, hace  año y medio.

Agregó que ya denunciaron el caso en el Ministerio Público y que estas quejas se unen a las que el Consejo Nacional de Áreas Protegidas ya había presentado, puesto que se ha trabajado de manera coordinada.

Pellecer dijo que no se tiene contemplado por ahora emprender proyectos en el lugar porque enviar a los equipos al área es ponerlos en riesgo.

Patrimonio

Imposible cuantificar lo que pierde el país

Byron Castellanos, director de la Asociación Balam, destacó que  Laguna del Tigre y  Sierra  El Lacandón “son parques donde el patrimonio cultural está a flor de tierra”.

“Hay una cantidad enorme de patrimonio cultural y básicamente lo que hacen los invasores es saquear los sitios arqueológicos antes de prenderle fuego al lugar”, aseguró Castellanos.

El activista afirmó: “Hay evidencias de saqueos masivos de sitios arqueológicos de gran importancia. Una muestra es El Peruito, que corresponde a la metrópoli conocida como Perú, que son de los más importantes de la región oeste de la Biosfera Maya”.

Castellanos exigió al  Ministerio de Cultura  “una cuantificación del daño que se le hace al patrimonio cultural del país provocado por saqueos e incendios”  y destacó que los sitios arqueológicos son invaluables desde el punto de vista cultural, social y natural.