Política

Sufrirán 28 mil familias del Corredor Seco por Q200 millones no asingados

La decisión del Congreso de sacar de la readecuación presupuestaria al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (Maga) pondrá en riesgo a 28 mil familias que viven en el Corredor Seco, porque los recursos serán escasos para atenderlos, dijo la viceministra de Seguridad Alimentaria, María Pacheco.

Por Jessica Gramajo

El Gobierno  prevé que miles de familias del Corredor Seco se verán afectadas por la crisis alimentaria causada por una sequía prolongada. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El Gobierno  prevé que miles de familias del Corredor Seco se verán afectadas por la crisis alimentaria causada por una sequía prolongada. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El martes último —26—, el Congreso aprobó una readecuación presupuestaria que dotó de recursos a varias instituciones. Aunque el Ejecutivo incluyó al Maga en la propuesta inicial —en una de las versiones se le dotó de  Q200 millones—,  en la final fue retirada porque hubo rechazo por parte de diputados de varias bancadas, que argumentaron que había intereses particulares y clientelares.

Pacheco explicó, luego de que se suspendiera una citación en el Congreso, que los Q200 millones estaban contemplados exclusivamente para atender las necesidades del Corredor seco, pues se prevé que haya problemas de seguridad alimentaria debido a la sequía que se espera.

Trabajo comunitario

Para mitigar el problema financiero, Pacheco explicó que se trabaja en conjunto con las comunidades, especialmente con grupos de mujeres para llevar los alimentos a las familias más necesitadas.

“Tenemos que apoyar, ya tenemos presencia del Ministerio en el Corredor Seco”, subrayó.

Agregó que, de ser necesario, se buscará ayuda a escala internacional, para mitigar una posible crisis alimentaria en la referida área.

La funcionaria indicó que se  espera  que la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesán) establezca qué familias apoyarán.

El 30 de marzo, la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) denunció al Estado por incumplir las órdenes de un juzgado, que obligaba a frenar la desnutrición que afecta a las familias del corredor seco.

El caso se remonta a una demanda interpuesta en noviembre del 2011 por cuatro familias de Camotán, Chiquimula, que reclaman violación a los derechos humanos, en especial el de la alimentación, la salud y la protección de la vida.

En riesgo

Además del Corredor Seco, Guatemala se encuentra en  inseguridad alimentaria marcada, en especial con familias en pobreza y pobreza extrema, explicó la funcionaria.

Las áreas de mayor riesgo son Chiquimula, Chimaltenango, Alta Verapaz y Huehuetenango, aseguró Pacheco.

Amenaza

La sequía, que podría generar el fenómeno  El Niño ha puesto en alerta a instituciones nacionales  e internacionales, que prevén falta de alimentos.

Entidades internacionales, como el Programa Mundial de Alimentos (PMA), han advertido de la “gran amenaza” que suponen para  Centroamérica los efectos del mencionado fenómeno climático, porque se pone en riesgo la seguridad alimentaria de más de dos millones de personas.

Según el PMA, solo en Guatemala unas 154 mil familias han perdido del 50 por ciento  a la totalidad de sus cosechas de maíz y frijol a causa de la sequía, lo que deja en riesgo a unos 40 municipios.

Dudas

La viceministra de Seguridad Alimentaria, María Pacheco, acudió a una citación con la bancada Movimiento Reformador, pero esta fue suspendida debido “al desconocimiento del problema que enfrenta la población”, indicó la subjefa de ese bloque, Dolores Beltrán.

La congresista explicó que se solicitó a la funcionaria el plan de contingencia para ayudar a la población que pierda sus cosechas, pero “no pudo responder”.

“No se ha visto el funcionamiento de ningún plan por parte del Gobierno. Entregar una bolsa con alimentos es un paliativo, pero no una solución al problema que está siendo anunciado”, precisó.