Política

Estuardo Galdamez desdeña a dirigentes indígenas

El diputado oficialista Ernesto Galdámez, quien llegó a FCN-Nación como tránsfuga del Movimiento Reformador y del extinto partido Patriota, calificó a las autoridades ancestrales como “nada representativas”, lo que ocasionó confrontación directa con varios líderes que se encontraban en el Congreso, a la espera de la aprobación de las reformas al sector Justicia.

Por Jessica Gramajo

El diputado Ernesto Galdámez confrontó a autoridades ancestrales.(Foto Prensa Libre: cortesía Winaq)
El diputado Ernesto Galdámez confrontó a autoridades ancestrales.(Foto Prensa Libre: cortesía Winaq)

Ayer se tenía prevista la cuarta sesión específica para analizar los cambios a la Constitución, pero no hubo quórum. La Unidad Nacional de la Esperanza adelantó que no llegaría al pleno porque no hay consensos  sobre  el derecho indígena.

En medio de la discusión se le cuestionó a Galdámez acerca del apoyo al artículo 3 que reconoce la justicia maya, y  aseguró: “Así como está escrita no la apoyo y voy a votar en contra... Yo voto a favor de los pueblos indígenas, pero no por esta gente que no son sus representantes”.

Según el congresista del Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), “los liderazgos verdaderamente sostenidos localmente son los Cocodes —consejos comunitarios de Desarrollo—, los alcaldes auxiliares y los municipales y sus corporaciones”, porque “son debidamente electos”.

Galdámez, electo por el distrito de Quiché, indicó que reconocerá a las autoridades ancestrales solo “si  gozan de la representatividad de los pueblos que dicen representar”.





Electo por otro partido

Durante la confrontación con los líderes indígenas, el congresista aseguró que solo vela por las personas que votaron por él. “Yo respondo por el pueblo que votó por mí, que me eligió como su diputado”, manifestó, pese a estar en una bancada distinta al partido que lo postuló.

Uno de los líderes le reprochó su comentario y le recordó que él responde a toda la población, a lo que el diputado del partido de gobierno respondió: “Yo hablo con quichelenses representados justa y dignamente por los pueblos indígenas”.





Rechazo y molestia

Rigoberto Juárez, autoridad ancestral del gobierno Plurinacional Q’anjob’al, lejos de atacar al diputado Galdámez manifestó su preocupación por lo que considera una utilización del derecho indígena para evitar que avance la reforma de justicia.

“No se puede negociar ningún artículo, es una necesidad de la población. Si vamos a negociar artículo por artículo, entonces vamos a negociar la precariedad del sistema de justicia del país. Más bien es responsabilidad de los diputados legislar, y punto”, dijo Juárez.

Daniel Pascual, dirigente del Comité de Unidad Campesina, calificó la actitud de Galdámez como “de un militar prepotente e impositor, racista y discriminador” y afirmó que estudian acciones  legales en su contra.

“Desconoce cómo funciona y quiere que se elija con la visión occidental, contando votos, pero no es así, las autoridades ancestrales se eligen por confianza, por ser honestas, probas, sinceras; es otro sistema”, explicó Pascual.