Política

Tregua a la UNE podría agotarse

La próxima semana se prevé un cambio en la agenda legislativa.

Por Jessica Gramajo

Mario Taracena, presidente del Congreso. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)
Mario Taracena, presidente del Congreso. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)

Los acuerdos y consensos a los que habían llegado varias bancadas y que llevaron a la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) a la presidencia y a ocupar la mayoría de comisiones, podría llegar a su fin, ya que varios bloques consideran que esa agrupación se aprovecha para gobernar desde el Congreso y temen que podría utilizar el Organismo Legislativo como un trampolín político.

En la presentación de las reformas a la Ley Orgánica del Congreso, Mario Taracena, presidente de ese organismo, dijo que  alcanzaron  un acuerdo entre los secretarios generales de los partidos políticos.

Según varios jefes de bloques, estas reuniones las convocó y dirigió la UNE, y allí acordó la distribución de la Directiva, de las comisiones y la agenda  aprobada hasta ahora.

Esta situación causó recelo entre algunos bloques, que creen que la UNE se aprovecha de la apertura que se generó en torno a la búsqueda de una gobernabilidad en el Legislativo.

Una muestra de ello es que el 80 por ciento del orden del día de la primera y segunda sesiones fueron dictámenes de la Comisión de Relaciones Exteriores, que presidió Taracena en el 2015.

El descontento se dejó sentir en una cita “informal” que sostuvieron los jefes de los bloques Visión con Valores;   Compromiso, Renovación y Orden (Creo);   Fuerza,  Unionistas y, luego, Libertad Democrática Renovada (Líder).

Se incrementó después de una reunión privada entre Taracena y el presidente de la República, Jimmy Morales, el domingo recién pasado, en la cual habrían acordado apoyarse. Pero existe temor por los rumores de que el Ejecutivo quiere más deuda, a   lo cual hay un rechazo generalizado

Como resultado de ese encuentro, el lunes habrá un cruce de agendas entre Morales y el Congreso, en la instancia de jefes de bloques, lo que aumentó el malestar de varios legisladores.

Argumentos

Carlos Fion, jefe de Creo, aseguró que exigen que los planteamientos de otros bloques se incluyan en la agenda y esto debería ser la próxima semana.

En cuanto a compartir la agenda con el Ejecutivo, dijo: “Si el presidente del Congreso quiere tener un acuerdo interinstitucional con Morales, está en su derecho, pero fuera de la instancia de jefes de bloques”.

Mientras, Roberto Villate, jefe de Líder, manifestó: “Es el poder de la UNE sobre el Congreso”, y negó que haya sido invitado a las reuniones de los secretarios generales, aunque adelantó que apoyará  asuntos que consideren de beneficio.

La UNE aún cuenta con el apoyo de los bloques Todos y Movimiento Reformador, con los que logra 80 votos.

Niegan acusación

Orlando Blanco,  jefe de la UNE, negó que impongan agenda y dijo que seguirán con la reforma administrativa y la Ley Orgánica, aunque admitió la cita de Taracena con Morales.

El presidente del Legislativo aseguró que la agenda del Congreso  la aprueban la Directiva y el pleno. “No soy solo yo”, enfatizó.

Temario en discusión

Cada bancada tiene interés en sus propuestas:

  • Los acuerdos  incluyen las reformas a las leyes del Congreso y a la de Partidos Políticos. 
  • El Ejecutivo  quiere eliminar los candados al Presupuesto, que le prohíben colocar la mitad de los bonos del tesoro y utilizar los Q1 mil 210 millones asignados para pagar las deficiencias netas al Banco de Guatemala, deuda que se arrastra desde 2013.
  • Hay rechazo  a más contratación de bonos del tesoro.
  • Aunque se  han propuesto en varias mesas, hay oposición a reformar las leyes de Minería,  de Aguas,  del Secreto Bancario y   de Servicio Civil, pese a ser una exigencia de varios sectores.