Hoy se cumplen 22 años del Serranazo

El Serranazo ocurre en el contexto de un Ejecutivo débil, un congreso criticado y crisis por corrupción.

Por Henry Pocasangre

Jorge Serrano, al asumir la presidencia en 1991.
Jorge Serrano, al asumir la presidencia en 1991.

Hoy se cumplen 22 años del autogolpe de Estado protagonizado por el entonces presidente Jorge Serrano Elías, quien intentó disolver el Organismo Legislativo y la Corte Suprema de Justicia, el 25 de mayo de 1993, además de suspender 46 artículos de la Constitución de la República, bajo el argumento de sanear la clase política y la corrupción.

La situación social y política que llevó al Serranazo tienen algunas coincidencias con las actuales, con un organismo Ejecutivo debilitado y señalado de corrupción, un Congreso sin avances en la agenda legislativa y con serios cuestionamientos por componendas —en aquel entonces, tres partidos conocidos como la Trinca Infernal manejaban la agenda— y un sistema de justicia donde se ha revelado enriquecimiento ilícito de jueces y sobornos aceptados por parte de grupos de impunidad. Además fue un momento crítico que se dio en mayo, al igual que las protestas ciudadanas recientes.

autogolpe rechazado

La Corte de Constitucionalidad, presidida entonces por el magistrado Epaminondas González Dubón —asesinado en 1994—, declaró ilegítimas las disposiciones de las denominadas Normas Temporales de Gobierno.

El Tribunal Supremo Electoral, presidido por Arturo Herbruger Asturias, descartó la orden de Serrano de convocar a elecciones legislativas.

Serrano Elías, que vive en Panamá, aún tiene orden de captura nacional e internacional vigente, pero su detención no se hace efectiva pues ese país no tiene tratado de extradición con Guatemala.

En la actualidad

La exvicepresidenta Roxana Baldetti Elías, quien es sobrina de Serrano Elías y fue subsecretaria de Relaciones Públicas de la Presidencia, llegó a ser vicepresidenta en 2012. Renunció al cargo el pasado 9 de mayo, debido a las protestas sociales en su contra, que la vinculan con una estructura de defraudación aduanera. Buena parte de su desgaste se debió a declaraciones polémicas, es decir, un desgaste de sus relaciones públicas.

El actual presidente, Otto Pérez Molina está siendo objeto de demandas sociales que exigen incluso su renuncia. Él ha hecho llamados para hacer reformas a leyes como la de partidos políticos y de comisiones de postulación.

En aquel momento, Pérez como jefe de inteligencia militar, no apoyó a Serrano y éste, actualmente, a través de redes sociales critica a su gobierno.

Otro detalle parecido es que los empresarios se han distanciado del gobierno de Pérez, debido a los escándalos, una situación similar a la que prevalecía en mayo de 1993.

coincidencias

Tras la salida de Serrano Elías asumió el poder en forma interina el Procurador de Derechos Humano, Ramiro de León Carpio, padre del actual procurador, Jorge de León Duque.

Finalmente, un detalle simbólico coincidente: el dirigente del principal partido opositor en 1993, la Unión del Centro Nacional, Jorge Carpio Nicolle, perdedor del balotaje de 1991, saludaba a sus simpatizantes con el gesto del pulgar levantado: el mismo que usa actualmente el candidato del opositor partido Líder, Manuel Baldizón.