Política

Ven beneficio para productores locales de pollo

Diputados de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) consideran que el cobro de arancel al pollo importado desde Estados Unidos tendría como objeto favorecer  a  productores nacionales y no a los consumidores. 

Por Jessica Gramajo

El arancel al pollo importado tendría beneficios al mercado nacional .(Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El arancel al pollo importado tendría beneficios al mercado nacional .(Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Orlando Blanco, jefe de la bancada de la  UNE,  que ayer citó al ministro de Economía, Rubén Morales, y a importadores de pollo, refirió: “Nos parece que el ministro de Economía se ha decantado en beneficiar a los productores nacionales de pollo, y para ello han hecho una interpretación antojadiza de la aplicación del arancel, que terminará en un impacto en el precio final”.

Según Blanco, el viceministro de Economía, Enrique Lacs, utilizó en 2007 un criterio para establecer el arancel, el cual modificó en 2016 y, ahora, este año. “Lo malo es que perjudicará a los consumidores”, enfatizó.

El diputado aseguró que el cobro del arancel, “generado por una disputa entre productores nacionales y los importadores” causará un alza para el consumidor final de unos Q0.50 por libra.

La discusión sobre el corte y las piezas de pollo que pagan arancel subió de tono cuando el

legislador Carlos Barreda aseguró que el ministro de Economía trataba de beneficiar a los productores locales.

El congresista pidió que le llevaran pollo rostizado, y lo pusieron sobre la mesa para que el importador explicara qué piezas traen ellos  de EE. UU. y cuáles consideraba que, según el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (TLC-Cafta),   deben pagar aranceles.

Barreda insistió en varias ocasiones en que la intención del ministro de Economía es proteger a  productores locales.

El jefe de la cartera de Economía escuchó sin inmutarse, pero al final de la citación explicó a la prensa que el cobro es parte del cumplimiento de las negociaciones en los tratados de libre comercio.

El arancel

El 20 de diciembre último se publicó el acuerdo  546-2016 del Ministerio de Economía, que establece nuevos aranceles de importación y modifica, entre otros aspectos, el de importación para algunos cortes de pollo.

Morales  explicó que la tasa es específica para importación de algunas piezas de pollo provenientes de Estados Unidos y que se aplicó conforme a lo establecido en el TLC-Cafta.

“El arancel que se estableció es de 12.5 por ciento para 2017. Estos se están aplicando desde el año pasado. Los importadores deben observar la lista arancelaria, pues la SAT (Superintendencia de Administración Tributaria) es la que clasifica el producto a importar”, señaló.

El funcionario aseguró que el cobro viene desde el año pasado y que según el monitoreo  efectuado por la Dirección de Atención y Asistencia al Consumidor (Diaco) el precio del producto no ha subido. Aunque en varios mercados sí se ha incrementado.

El ministro indicó que el cobro comenzó en el 2016 y se renovó este año, ya que en el  TLC-Cafta se estableció una desgravación para el cuadril de pollo, que se inició el año pasado y terminará  en el 2023.

Jaime Girón, importador de pollo, explicó en la citación que el arancel se cobrará  para los cuadriles, aunque  en el tratado de libre comercio se habla de pierna y muslo.

Para este año, el país importará ocho mil toneladas métricas de muslos y piernas de pollo con cero arancel, pero fuera de esa cuota se deberá pagar el impuesto.