Política

Vicepresidente defiende nombramiento de familiares

El vicemandatario Jafeth Cabrera confirmó las relaciones laborales de familiares en instituciones de Gobierno y aseguró que no es nepotismo y tampoco influyó en las contrataciones.

Por Henry Pocasangre

Cabrera aclaró que antes nunca dijo que no iba a involucrar a su familia con el Gobierno, de alcanzar la Vicepresidencia, al mismo tiempo que criticó a los medios de comunicación, esto durante la inauguración de una planta de tratamiento de aguas residuales.

“Tengo tanta familia que no la podía dejar sin el pan diario, hay muchos que trabajan en el Gobierno antes que yo llegara a ocupar esta posición”, remarcó Cabrera.

En junio Francisco Gross Hernández-Kramer, esposo de la hija del vicepresidente, Elizabeth Cabrera Cortez, asumió el cargo de Embajador de Guatemala en Suecia y Fernando Molina Girón, suegro de Lisset Cabrera Cortez, la segunda hija del vicepresidente, recibió el cargo de Embajador de Guatemala en España. 

Cabrera defendió los nombramientos y aseguró que no intervino en las decisiones de Cancillería. “En torno al consuegro (...) les pido que le digan a la Cancillería, porque -él- trabaja ahí hace 50 años", respondió el vicepresidente.

Agregó: "El yerno vive en Europa hace mucho tiempo y su experiencia en temas internacionales le permite, y me imagino que por eso el ministro de relaciones exteriores lo nombró, no tuve nada que ver en ese nombramiento, aunque ustedes pueda pensar lo contrario”, señaló.

El vicegobernante remarcó que sobre el llamado nepotismo “Deberían de ir a la Real Academia Española a ver lo que dice el texto, porque no es como lo están interpretando”, puntualizó.





"Si es un delito que un Cabrera trabaje en el Estado, perdónenme pero hay una equivocación”, resaltó Cabrera.

Planta 

Durante la inauguración de la planta de tratamiento de aguas residuales, San Agustín Las Minas, en Boca del Monte, el vicepresidente remarcó que es la segunda que se rehabilita en los siete meses de gobierno y cuya operación evitará que aguas negras confluyan en el lago de Amatitlán.

Información de la página de vicepresidencia señala que la planta tratará agua de tipo doméstico con un caudal de 5 mil 300 metros cúbicos por día beneficiando a por lo menos 45 mil habitantes de los municipios aledaños.

"La planta no funcionaba desde hace cinco años, y dejó de tratar 9 millones 672 mil 500 metros cúbicos de agua", establece la página gubernamental. 

El mes pasado, otra planta se rehabilitó en Ciudad San Cristóbal, Mixco, y sirve para tratar las aguas que corren hacia el municipio de Villa Nueva.

“Son cinco plantas más las que estamos por inaugurar, falta mucho por hacer y queremos concienciar al pueblo de Guatemala a través de la educación”, expresó el  Vicepresidente según información del portal de Gobierno. 

Agregó que espera que una vez sea presentada la iniciativa de Ley de Aguas ante el Congreso, esta sea aprobada. Indicó que el instrumento legal servirá como directriz que centralice los procesos de desarrollo y rescate en las cuencas a nivel nacional.

“Hemos dado instrucciones precisas a los ministros para hacer las cosas correctamente. La responsabilidad de los alcaldes en este tema es grande también. El Gobierno tiene tantas cosas que hacer que muchas veces se queda corto en las acciones, pero si trabajamos en conjunto con los alcaldes, las cosas se van a facilitar”, concluyó. 





Con información de Glenda Sánchez