Opinión

Punto de Encuentro

¿Por qué no me extraña?

Marielos Monzón

Marielos Monzón

Un enorme terremoto político-financiero-mediático se desató el domingo con la revelación de 11.5 millones de documentos filtrados al diario alemán Suddeutsche Zeitung (SZ) que los compartió con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación. Durante un año, según se informó, 107 medios de 78 países se dedicaron a analizar la información y darle seguimiento.

Los documentos revelan cómo la firma de abogados panameña Mossak Fonseca habría ayudado a sus clientes a lavar dinero y evadir impuestos. Se trata de 72 jefes de Estado (en ejercicio o del pasado), políticos, empresarios, criminales, familias ricas y celebridades que usan escondites en paraísos fiscales. Los consorcios mediáticos y los financistas de partidos políticos no están exentos; según la revista Proceso, el escándalo alcanzaría a Alfonso de Angoitia, cerebro financiero de Televisa, y a Juan Armando Hinojosa Cantú, uno de los principales contratistas del Estado, vinculado con la pareja presidencial mexicana.

“Los documentos plantean que los bancos más importantes son los grandes operadores detrás de la creación de compañías difíciles de rastrear en las Islas Vírgenes Británicas, Panamá y otros paraísos offshore. Enlistan cerca de 15,600 empresas fantasmas que los bancos incorporaron para clientes deseosos de mantener ocultas sus finanzas. Miles de ellas fueron creadas por gigantes internacionales como HSBC o UBS”, señala la investigación.

Guatemala no está fuera de este esquema, y aunque la lista completa de nombres se dará a conocer en mayo, ya Univisión adelantó que la guatemalteca Marllory Dadiana Chacón, conocida como la Reina del Sur y condenada por narcotráfico en EE. UU., habría utilizado los servicios del bufete panameño para crear una empresa fuera de plaza. Según destaca este medio internacional, “Las autoridades de EE. UU. documentaron que entre 2009 y 2010 Chacón lavó en Panamá al menos $4 millones provenientes del negocio de la droga. En esa época, la guatemalteca presidía la empresa panameña Brodway Commerce Inc.”

El nombre del abogado Francisco Palomo Tejeda, del Banco Reformador, y el de la firma legal guatemalteca Díaz Durán y Asociados (a la que pertenece el diputado de Viva Juan Manuel Díaz Durán) también aparecen en las filtraciones, vinculándolos con Chacón. Este bufete representa a Mossak Fonseca en Guatemala.

Según se dio a conocer, Guatemala es el sexto país del mundo en utilizar los servicios de la firma legal panameña: 444 intermediarios; 1,234 empresas; 33 clientes y 368 accionistas.

Los “Papeles-Panamá” muestran claramente y a gran escala cómo funcionan las redes político-económicas ilícitas en el sistema capitalista y la vinculación entre funcionarios y políticos corruptos, empresarios tradicionales y emergentes, firmas de abogados, dueños de consorcios mediáticos y bancos.

La mayoría de agrupaciones políticas en nuestro país son un buen ejemplo local de cómo se conforma una red criminal —disfrazada de partido— para llegar al poder, de cómo operan los financistas y cómo se generan negocios millonarios, lavado de dinero y defraudación fiscal. Lo que vimos en los últimos cuatro años en Guatemala fue cómo una red criminal controlaba el Estado y operaba para garantizarse impunidad.

Estas filtraciones y el anuncio sobre nuevas investigaciones penales que sacudirán al país deben tener angustiado a más de uno/a. No hay manera de controlar las publicaciones de un consorcio internacional de periodistas y tampoco las de la dupla Cicig-MP, y eso es algo a lo que los poderosos chapines no están acostumbrados.

@MarielosMonzon