Quetzaltenango

Absueltos sindicados de haber agredido a periodistas 

Francisco Flavio Ixcoteyac López, de 31 años, y Kennedy Jonathan Ordóñez Coyoy, 25, fueron absueltos este lunes en Quetzaltenango del proceso que se seguía en su contra  por agresión contra dos periodistas el 24 de julio del 2015, durante el decomiso de mercadería de contrabando.  

Por María José Longo / Quetaltenango

Los dos presuntos agresores que fueron absueltos en Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo).
Los dos presuntos agresores que fueron absueltos en Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo).

El Ministerio Público (MP)  señalaba a Flavio Ixcoteyac de haber golpeado y quitado la cámara fotográfica al periodista Carlos Ventura, corresponsal de Prensa Libre en Quetzaltenango.

En tanto,  a Ordóñez lo sindicaba de haber agredido a golpes al periodista Byron Bravo, durante una  cobertura  en la Terminal Minerva, en la zona 3 de Quetzaltenango. 

Se presumía que también lo roció con gasolina, y además le quitó el equipo fotográfico, pero no fue comprobado en el debate. 

La audiencia se llevó a cabo en el Tribunal Segundo de Sentencia Penal de Quetzaltenango, donde  Ixcoteyac López y Ordóñez Coyoy fueron absueltos de robo agravado.

Según el referido tribunal, Ordoñez también fue absuelto de homicidio en grado de tentativa, ya que según la resolución, no existieron pruebas suficientes que incriminaran a los dos sindicados, quienes continuarán en prisión hasta que la sentencia quede firme. 

Autoridades indicaron que no existe prueba alguna que compruebe que los dos absueltos  cometieron delito, ya que los comunicadores declararon que Ixcoteyac y Ordoñez no fueron las personas que los agredieron; además, en las fotografías presentadas no se observó que los dos señalados arrebataran equipo a ambos reporteros.  

Benito Herrera, agente fiscal del MP, indicó que apelará el fallo, porque consideran que existen pruebas que inculpan a los sindicados, a pesar de que  en el juicio no fueron señalados como culpables. 

Añadió que entre las pruebas  está la declaración de los agentes captores, quienes indicaron que los dos absueltos estaban en el lugar de los hechos y habían participado en la agresión.