Quetzaltenango

Alcaldes no llegan preparados al puesto

Las razones por las que un candidato gana la elección para alcalde son diversas, pero la mayor parte de ellos ignora sobre administración pública municipal, desconocimiento que los puede conducir a prisión por errores involuntarios, pese a que gozan del derecho de  antejuicio

Por María José Longo / Quetzaltenango

Concejos electos de Totonicapán y de Quetzaltenango participan en taller sobre administración municipal impartida por entidades de gobierno, en Xelajú. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Concejos electos de Totonicapán y de Quetzaltenango participan en taller sobre administración municipal impartida por entidades de gobierno, en Xelajú. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Carlos Guárquez, director ejecutivo de la  Asociación Guatemalteca de Alcaldes y Autoridades Indígenas (Agaai), comentó que uno de los primeros errores que cometen los alcaldes electos son  despidos sin justificación.

Contra  Élmer Leonidas Guerra,  actual alcalde de la cabecera de Jalapa, han sido interpuestos unos 11 antejuicios, de los que solo uno ha prosperado. Ocho de estos, por trabajadores  despedidos a quienes  una sala de apelaciones respaldó y ordenó su reinstalación, aunque el jefe edil, quien no logró reelegirse, se niega a cumplir.

También trabajadores de Masagua, Escuintla,  emplazaron a la alcaldesa Blanca Alfaro, quien fue reelecta, pero indicó en fecha reciente que cumplirá la orden de reinstalación que emitió un juzgado.

Guárquez señaló que con frecuencia hay  despidos sin justificación porque los nuevos alcaldes tienen compromisos políticos, por lo que para evitar problemas recomendó evaluar y capacitar a los trabajadores.

Personal del Instituto de Fomento Municipal (Infom) les recomienda supervisar el manejo del erario, pues a veces se heredan deudas millonarias y compromisos que hacen imposible cumplir lo ofrecido en las campañas.

Luis Cajas, técnico del Infom, refirió que deben aprender sobre el proceso de  préstamos, pues ahora la ley establece que no deben adquirir deudas más duraderas que su administración.

También deben ser cuidadosos en cumplir con la distribución de fondos.    La semana recién pasada fue detenido el alcalde de San Lucas Tolimán, Sololá, Óscar Pic, sindicado de abuso de autoridad y otros delitos.

Supervisión

La gestión de los ediles es supervisada por la Contraloría General de Cuentas (CGC), la cual impone multas, pero si la transgresión está tipificada como delito  traslada el caso al Ministerio Público.

Lea la nota completa en la edición impresa de Prensa Libre o adquiérala aquí.