Quetzaltenango

Cierran consulta externa en Hospital Regional de Occidente

Médicos residentes del Hospital Regional de Occidente de Quetzaltenango cerraron la consulta externa este miércoles, debido a irregularidades en el pago de salarios, informaron fuentes oficiales.

Por María José Longo / Quetzaltenango

Decenas de pacientes esperan ser atendidos en el Hospital Regional de Occidente. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Decenas de pacientes esperan ser atendidos en el Hospital Regional de Occidente. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

De acuerdo con los médicos inconformes, la medida se debe a que las  autoridades de Salud les adeudan un bono educativo y porque se les hacen descuentos injustificados de su salario.

Añadieron que decidieron cerrar la consulta externa porque es el último día hábil del año y para  hacer escuchar sus demandas.

Como medida de presión algunos médicos residentes viajarán a la capital para intentar aclarar la situación con las autoridades correspondientes.

De manera extraoficial se supo que se tiene previsto reabrir la consulta externa el lunes próximo, pero eso dependerá de las respuestas que los médicos obtengan  este miércoles por parte de las autoridades.

Decenas de pacientes fueron afectados por la medida, por lo que esperan que las autoridades le pongan atención a las exigencias de los médicos, pues la  falta de atención pone en riesgo la vida  de gran cantidad de personas.

Problema que perdura

El 18 de mayo último,  médicos del HRO paralizaron la consulta externa como medida de presión contra las autoridades de Salud,  pues argumentaron que no se les ha cancelado salarios, lo que demuestra que el problema persiste desde hace varios meses.

La medida de ese día perjudicó a unos 400 pacientes y causó alteración en la calendarización de citas y cirugías.

Roberto Ordóñez, paciente, indicó que viajó desde San Carlos Sija y que salió a las 3 horas para estar puntual en la cita de su esposa, quien sería intervenida quirúrgicamente y que ha estado en espera de esta desde hace unos dos meses, por lo que manifestó su inconformidad con la situación.

“No es culpa de los médicos sino de nuestros gobernantes. Somos de escasos recursos, somos campesinos, pero razonamos más que los funcionarios, lo que pretenden es que nosotros perdamos la vida sin atención en salud”, resaltó Ordóñez.

Ruth de Monzón indicó que viajó desde las 4 horas, desde Coatepeque, para que un neurólogo revisara a su nieta de 8 años; sin embargo, tuvo que regresar sin atención médica.

“El Gobierno es el culpable de todo esto. Nosotros depositamos nuestra confianza en ellos y ahora nos están robando, por eso es que no hay dinero para el sueldo de los médicos. El dinero lo malgastan, sin importar las necesidades de salud”, finalizó De Monzón.