Quetzaltenango

Familiares de agresor de niño quedan en libertad  

Moisés de León, juez del Tribunal Primero de Sentencia Penal de Quetzaltenango, condenó este jueves a penas de uno  a dos años prisión a tres familiares de Hugo Valdemar Siau Arrecis Yang, quien recientemente   fue condenado por agresión contra un menor, y según las investigaciones sus parientes agredieron a familiares de la víctima; sin embargo, quedaron en libertad.   

Por María José Longo / Quetzaltenango

Héctor Chuvac, uno de los sentenciados, escucha la decisión del juez, en Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Héctor Chuvac, uno de los sentenciados, escucha la decisión del juez, en Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

El referido tribunal, absolvió a Hugo Aroldo Arrecis Ronquillo de maltrato contra personas menores de edad y lo condenó junto a Hugo Paul Siau Long Arrecis Yang, a dos años de prisión  por coacción y amenazas; además,  Héctor Chuvac, recibió una sentencia de un año por encubrimiento propio.

De acuerdo con la investigación del Ministerio Público (MP), el 2 de marzo de este año, los acusados llegaron a una empresa ubicada en la zona 3 de Xela, donde se encontraban familiares de la víctima, a quienes agredieron y amenazaron por haberse metido con el sentenciado. 

El MP había solicitado una condena de 10 años para Arrecís Ronquillo, cinco para Arrecís Yang y tres para Chuvac, pero no fue concedido por el tribunal.  “Al pedir las penas el MP fue sensacionalista, aunque la parte afectada diga que tiene miedo no podemos condenarlos a más años”, dijo el juzgador.

El juez les otorgó una suspensión condicional de la pena por tres años, es decir que deben evitar delinquir durante este tiempo para no cumplir con la pena.

“Solo van a salir y vamos a tener problemas, pero nosotros estamos preparados para defender a la familia”, enfatizó Bayron Lara, padre del menor agraviado.

Condenan a familiar 

El 22 de este mes, Hugo Valdemar Siau Hu Arrecis Yang fue condenado  a ocho años de prisión por el juez Óscar Alvarado, del Tribunal Segundo de Sentencia Penal de Quetzaltenango, acusado de haber lanzado ácido sulfúrico a un niño que resultó con heridas graves.

Según la investigación del MP, el ataque al menor ocurrió el 25 de julio del 2014 en la zona 3 de Xela, a las 7.30 horas, cuando este se dirigía a un centro educativo.