Quetzaltenango

Condenan a hermanos a 33 años por asesinato

El Tribunal Segundo de Sentencia Penal resolvió que los hermanos Humberto Estuardo y Miguel Fuentes López, son culpables de asesinato en grado de complicidad, por lo que les impuso una pena de 33 años y 4 meses por la muerte de Marcelo Obispo y Vicente Vásquez González.

Por María José Longo / Quetzaltenango

Uno de los condenados en el Tribunal Segundo de Sentencia Pena, de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María Longo)
Uno de los condenados en el Tribunal Segundo de Sentencia Pena, de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María Longo)

El Juez Óscar Guevara, informó que quedó comprobado que los condenados contribuyeron para que se cometiera el crimen, y que por cada persona fallecida se les impuso una pena de 16 años y 8 meses, en total cada uno pasará 33 años y 4 meses en prisión.

Según investigación del Ministerio Público (MP)Condenad, el 14 de diciembre de 2014, los condenados en compañía de una pareja, aún no identificada, citaron a las víctimas para negociar sobre unas personas que supuestamente migrarían a Estados Unidos, al reunirse en Concepción Chiquirichapa, un acompañante de los condenados le disparo a las víctimas y los mató.

El relato de un testigo protegido fue clave para determinar la culpabilidad de los hermanos, el declarante  informó que el día de los hechos los condenados estaban escondidos en la grama del inmueble y presenciaron el crimen además de colaborar con el asesino para impedir que los acompañantes de las víctimas escaparan.

Según el MP el crimen se originó por inconformidades que los condenados tenían con las víctimas, quienes no cumplieron con trasladar a una persona hacia EE.UU.

Juan José Cifuentes, abogado defensor aseguró que apelará la resolución pues no están de acuerdo y consideran que no se comprobó que sus defendidos contribuyeran a ambos crímenes.

Rolando Castañeda, agente fiscal del MP, había solicitado al Tribunal una condena de 50 años.