Quetzaltenango

Investigan a alcalde por denuncia de empleada 

Luis Grijalva, jefe edil de Quetzaltenango, es investigado por el primer antejuicio en su contra, luego de que una trabajadora municipal lo señalara de excluirla para optar a un cargo. 

Por María José Longo / Quetzaltenango

Luis Grijalva, alcalde de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo).
Luis Grijalva, alcalde de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo).

El próximo miércoles, Grijalva acudirá al Juzgado de Femicidio para rendir su declaración ante la jueza Rafaela Salazar, a quien la Sala Quinta de Apelaciones del Ramo Penal de Quetzaltenango nombró como jueza pesquisidora del caso, es decir quien se encargue de la investigación.

Perla Enríquez, secretaria del Tribunal de Femicidio de Xela, informó que la Sala de Apelaciones envió el expediente la semana pasada, luego de que el Ministerio Público solicitara la investigación en contra del funcionario. 

En la denuncia, Miriam Son, secretaria de la Oficina de Acceso a la Información Pública de la comuna de Xela desde hace siete años, refiriere que Grijalva le negó el ascenso para ser titular de dicha oficina, pese a que ella verbalmente le hizo la solicitud.

Se debe investigar 

Ahora la juzgadora Salazar deberá investigar si existe alguna acción de discriminación o exclusión por el hecho que la trabajadora es mujer o subalterna. 

Enríquez informó que de acuerdo al expediente, en el 2015 la denunciante solicitó que se le asignara a la jefatura de esta oficina, ya que la plaza estaba vacante y posteriormente le solicitó al alcalde actual que fuera nombrada.

Salazar citó a las partes para escuchar sus versiones y que presenten las pruebas el próximo miércoles. Primero deberá llegar la denunciante y después el alcalde.

“La Jueza no puede calificar algún delito en el caso, únicamente hacer la investigación por 60 días y dar una sugerencia”, manifestó Enríquez. 

Se informó que en diciembre próximo, la Sala Quinta de Apelaciones del Ramo Penal será la que determine si existen indicios de que el alcalde haya cometido un delito, de ser así, el jefe edil perdería la inmunidad para ser juzgado como cualquier ciudadano, de lo contrario el caso no procedería.

Se intentó obtener la versión de Grijalva a quien se intentó contactar por teléfono, pero no respondió las llamadas. De parte de la municipalidad informaron que estaba en su despacho en una reunión importante.