Quetzaltenango

Ligan a proceso a sindicados de haber atacado a familia

Patricia Rodríguez, jueza Tercera de Instancia Penal de Quetzaltenango, ligó este viernes a proceso a cuatro personas sindicadas del ataque a la familia Lara Rivas, ocurrido el lunes último en la zona 3 de Xela. El ataque se habría derivado en represalia porque fue capturado el acusado de haberle lazando ácido en el rostro al hijo de la referida familia.

Por Alejandra Martínez / Quetzaltenango

Hugo Paul Arrecis Yang junto a su padre Hugo Haroldo Arrecis, quedaron ligados a proceso. (Foto Prensa Libre: Alejandra Martínez)
Hugo Paul Arrecis Yang junto a su padre Hugo Haroldo Arrecis, quedaron ligados a proceso. (Foto Prensa Libre: Alejandra Martínez)

Hugo Haroldo Arrecis Ronquillo, de 50 años, y su hijo Hugo Paúl Arrecis Yang, 26, fueron ligados a proceso por amenazas y coacción, y quedaron en prisión preventiva.

Sus acompañantes Eduardo Juárez y Héctor Chuvac quedaron ligados a proceso por encubrimiento propio y recibieron libertad condicional, mientras que el último detenido, Adrían Alejandro De León, recuperó su libertad, luego que se le dictara falta de mérito al no encontrar pruebas de su participación.

Supuesto agresor

Hugo Valdemar Arrecis Yang, 24, está ligado a proceso desde agosto del 2014 por lesiones graves, acusado de haberle lanzado ácido en el rostro a un niño de 11 años, hijo de Byron Lara, integrante de la familia atacada.

El ataque ocurrió cuando el pequeño se dirigía a su centro de estudios en la zona 3 de Xela en julio del 2014. El acusado se dio a la fuga en noviembre del referido año y fue detenido en la capital el lunes último, situación que motivó el ataque a la familia.

De acuerdo con el Ministerio Público (MP), luego de la captura en la ciudad capital de Hugo Valdemar, su progenitor y su padre, junto a los otros acompañantes, se dirigieron al negocio de cobros de la familia del niño agraviado, por quien Valdemar fuera detenido.

La fiscalía indicó que Haroldo entró en la oficina junto con su hijo, con quien causaron destrozos en el lugar, además de amenazar de muerte a Paola Lara, tía del niño agredido, haciéndoles saber que todo esto se derivó del problema que se propició entre ambas familias.

En las investigaciones, el MP resalta que Haroldo golpeó a Lara con un bate de beisbol, y luego la tiró al suelo y le apuntó con una pistola de aire comprimido, la cual no logró disparar, mientras el hijo de este colaboró destrozando el mobiliario y equipo, mientras Juárez vigilaba la entrada principal, y Chuvac los esperaba dentro de un vehículo para huir.

Además, la fiscalía señaló a los dos Arrecis de proferir insultos y amenazas de muerte contra la familia Lara Rivas por lo que estaba sucediendo con su familiar capturado.

El día del ataque, los involucrados intentaron huir, pero agentes de Policía Nacional Civil los coparon en la zona 8 de Xela.

La próxima semana se realizará una audiencia, donde la familia de la víctima, acompañada del MP, solicitará que se reforme el delito por el que está acusado el procesado, tentativamente por homicidio en grado de tentativa.