Quetzaltenango

Niño con tumor necesita intervención urgente

Erwin Fernando Huinil Ramos, de 5 años, quien reside en la finca El Naranjo,  Colomba, Quetzaltenango, y padece de un tumor en el ojo izquierdo,  debe ser trasladado al Hospital Roosevelt en la capital, ya que necesita atención médica de urgencia.      

Por Édgar Girón / Colomba

José Huinil y Gladys Ramírez, padres de Erwin Fernando, necesitan ayuda para curar a su hijo. (Foto Prensa Libre: Édgar Girón).
José Huinil y Gladys Ramírez, padres de Erwin Fernando, necesitan ayuda para curar a su hijo. (Foto Prensa Libre: Édgar Girón).

Huinil Ramírez fue evaluado por especialistas  del hospital de Ojos “Elisa Molina de Sthall” de Quetzaltenango y se  ordenó fuera transferido al área de Oftalmología del Hospital Roosevelt, ya que debe ser sometido a una delicada intervención quirúrgica para salvarle la vida.

Rosario de León, del Comité Pro Ciegos  y Sordos en Quetzaltenango, dijo que luego de que la historia fue publicada en el semanario Mi Pueblo de Prensa Libre, se interesaron  de nuevo en el caso.

Agregó que el paciente fue evaluado hace dos años y se le recomendó al padre efectuarle una tomografía como parte de los análisis para tratar el tumor; sin embargo, desde esa ocasión no supieron del menor.

Añadió que había muchas probabilidades de intervenirlo quirúrgicamente con éxito, pero los padres ya no lo  llevaron para continuar el proceso.

“Hicimos reflexionar al señor José Huinil Pérez y le indicamos que se violaba el derecho a la vida de Erwin Fernando,  ya que no se ha atendido como debe ser”, manifestó Rosario de León.

Intervención riesgosa

“La intervención es altamente riesgosa, pero hay que hacerla para lograr que el pequeño continúe con vida”, expresó.

José Demetrio Huinil Pérez y Gladys Veraluz Ramírez, padres del pequeño, indicaron que harán el esfuerzo para trasladar al pequeño hacia la capital para que sea intervenido quirúrgicamente.

Quienes deseen colaborar se pueden comunicar al número 31933541, ya que la familia carece de recursos económicos para costear el viaje.

En declaraciones brindadas a comienzos de este mes, Gladys Veraluz Ramírez  señaló que las cosas se han complicado desde hace dos meses, cuando su esposo se quedó sin trabajo.

Escasos recursos

Huinil Pérez indicó que trabajaba como jornalero, y que lo que ganaba no le alcanzaba  para costear el tratamiento que necesita su hijo.

Añadió que con el apoyo de vecinos  el menor ha sido atendido en centros asistenciales locales, pero los médicos argumentan que por el tipo de padecimiento se requiere de la intervención de un experto.