Quetzaltenango

Pacas aligeran economía familiar en  Xela

El negocio de las pacas prolifera en la cabecera de Quetzaltenango, donde hay  más de 150 de estos, en los que se vende ropa, zapatos, juguetes, utensilios de cocina, adornos y hasta muebles. Vecinos indican que los visitan porque los precios son más favorables y eso beneficia  la economía familiar.

Por María J. Longo / Quetzaltenango

En la zona 3 de la ciudad de Quetzaltenango, negocios de pacas están ubicados cerca de las paradas de autobuses para atraer mayor cantidad de clientes. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
En la zona 3 de la ciudad de Quetzaltenango, negocios de pacas están ubicados cerca de las paradas de autobuses para atraer mayor cantidad de clientes. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Solo entre la 14 y 15 avenidas de la zona 3 hay 12  de estos negocios. Kevin Alejandro Morales, propietario de uno de ellos, expuso que es rentable,  pues la mercadería es de calidad y los precios son  bajos.

La vecina Karina Camposeco contó que adquiere ropa de marca en pacas, lo que le permite tener dinero para otras necesidades de su hogar.

Gaspar Oswaldo, encargado de una bodega distribuidora de pacas, relató que estas provienen de Nueva York y que reciben de dos tipos:  crudas y  clasificadas. En las primeras la ropa no está limpia y viene de todo tipo, y  en la otra, la mercadería  no tiene manchas y está catalogada por marcas o tipo de prenda.

Precios

Las pacas se compran por libra y su precio varía dependiendo del distribuidor pero generalmente las crudas de 500 libras cuestan Q2 mil 900, y  las de un mil libras, Q5 mil 100.

Las clasificadas,  de 300 libras,  Q5 mil 600, y las de 100 libras, Q2 mil 200.

Gabriela Mijangos, quien tiene siete años de vender ropa de paca, relata que comenzó  su negocio porque una amiga le regalaba prendas de estas a su hija, y le dio curiosidad, por lo que  se dedica a esta actividad. “Nos las mandan desde  la capital, a donde las llevan importadoras que recolectan las prendas que donan en el extranjero”, indicó Mijangos.

Las pacas  llegan  de varios países,  pero principalmente de Estados Unidos.



Los clientes  buscan lo que necesitan entre la mercadería que se ofrece en ventas de ropa usada. (María José Longo)
Los clientes buscan lo que necesitan entre la mercadería que se ofrece en ventas de ropa usada. (María José Longo)


En la Terminal Minerva de Xelajú se pueden encontrar varios negocios de paca en donde hay ventas que ofrecen piezas de ropa hasta de  Q2; zapatos, chumpas, carteras,  y abrigos a Q10; peluches a Q5, y cortinas a Q10.

“Compro  en paca porque la vida está cara y hay que economizar”, expresó Claudia Escobar.

Emilia Estacuy, quien lleva 10 años en el negocio, indicó que en los últimos años la  competencia se ha incrementado, pues más vecinos compran,  hasta extranjeros.

Yaneth Vicente, quien viste ropa típica, expuso que compra  ropa para su hija en paca porque es más barata y de mejor calidad.