Quetzaltenango

Pasajeros viven atemorizados por constantes ataques 

Pasajeros aseguran vivir atemorizados al abordar un bus urbano en Xela, debido a los constantes ataques armados de parte de presuntos extorsionistas. 

Por Carlos Ventura / Quetzaltenango

Lugar donde fue atacado el bus en la ciudad de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura).
Lugar donde fue atacado el bus en la ciudad de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura).

De acuerdo con investigadores de la Policía Nacional Civil (PNC), el fin de los ataques es obtener el dinero que les exigen a los dueños  de los buses, cuyas cantidades oscilan entre los Q5 mil y Q15 mil.

Añadieron que el último ataque se registró este lunes en la ruta entre Xela  y la aldea San José Chiquilajá, donde un malhechor disparó 14 veces contra el bus de la Ruta 11, luego de que un presunto delincuente abordo el colectivo y le entregó un teléfono celular al piloto, a quien le indicaron que entregara el aparato al dueño del bus para negociar el pago de la extorsión. 

Agregaron que tres proyectiles impactaron en la unidad, lo que motivó que el servicio fuera paralizado. No se reportaron pasajeros heridos. 

Armenia Velásquez, vecina, manifestó que tiene temor de abordar buses en Quetzaltenango, ya que puede perder la vida a causa de la delincuencia. Resaltó que cuando pasan estos atentados, los pilotos paralizan el servicio y los usuarios se ven afectados, ya que deben pagar Q2 o Q3 para trasladarse el picop o microbuses. 

“No es posible que la Policía nunca capture a los responsables que en pleno inicio de semana ya están fastidiando”, expresó la usuaria. 



Usuarios utilizan picop, debido al paro de buses derivado del ataque en Xela. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura).
Usuarios utilizan picop, debido al paro de buses derivado del ataque en Xela. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura).


Con el ataque de este lunes, suman cuatro los registrados este año contra la referida ruta, según vecinos y autoridades. 

“Hay que tomar acciones, no se puede continuar viviendo con temor al abordar un bus”, manifestó el vecino Vicente Colop.

José Rosales, agente fiscal del Ministerio Público, dijo que en la escena del ataque de este lunes,  localizaron 14 indicios balísticos  y otros medios de evidencia que servirán para la investigación. “Este atentado posiblemente es derivado de una presión para pago de extorsión”, resaltó.