Quetzaltenango

Piloto narra cómo sobrevivió a segundo atentado 

Un conductor de bus narró lo momentos de angustia que vivió en Xela, donde por segunda ocasión sufrió un ataque armado, pero en ambos resultó ileso.  

Por María José Longo / Xela

Autoridades resguardan el bus que fue atacado en la zona 3 de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo).
Autoridades resguardan el bus que fue atacado en la zona 3 de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo).

El piloto de 47 años, quien no se identificó, indicó que  este jueves manejaba un bus de los transportes Golondrina que se dirigía a Coatepeque cuando individuos le dispararon, pero ninguna bala impactó en su cuerpo.

Luego del ataque, la unidad quedó parqueada en la  19 avenida y 7 calle de la zona 3 de la ciudad de Quetzaltenango, donde  el afectado indicó que observó cuando dos hombres a bordo de una motocicleta se disponían a dispararle, por lo que hizo algunas maniobras para no resultar herido. 

Recordó que no es la primera vez que tiene una experiencia cercana con la muerte. “Ya con esta son dos veces que me sucede y en el mismo lugar;  la vez pasada nos dieron un teléfono  celular y balearon la camioneta, por lo que pagamos; pero esta vez no dieron teléfono ni hubo amenaza, desconozco por qué fue”, manifestó. 

“El piloto los vio por el retrovisor y se tiró al piso del bus para que no le dieran”, dijo una de las personas que viajaba en la unidad de transporte.

Exigen pago

El tanto, el piloto explicó que en otras ocasiones le han entregado teléfonos para exigir el pago de la extorsión, pero él ha entregado el aparato  a su jefe y se cancela el pago exigido. 

Con una botella de agua pura en la mano y con expresiones de temor, se observó al afectado,  después de la recolección de las evidencias.

“Cada transporte tiene de ocho a 15 unidades y prestarle seguridad a todos es casi imposible; por el lado de la inteligencia e investigación ya se tiene avances y expedientes para concretar  acciones en contra de los grupos delictivos que se dedican a amedrentar a los pilotos”, afirmó el subcomisario José Martínez.

En los últimos días se ha reportado la suspensión de servicio buses  urbanos y extraurbanos en algunas rutas cortas en Quetzaltenango, y se presume  que la causa es el cobro de la extorsión. 

“A pesar del miedo el hombre hizo lo que pudo para evitar que los proyectiles del arma de fuego lo hirieran”, narró un pasajero.

Los primeros en llegar a la escena del ataque de este jueves fueron los Bomberos Voluntarios, quienes constataron que no había heridos.

Crisis nerviosa

“Atendimos a los pasajeros, ya que algunos sufrieron crisis nerviosa y no necesitaron ser trasladados al hospital. Ninguno resultó herido porque el ataque era directo para el piloto, quien también se salvó”, expresó el socorrista Estuardo Carranza.

Investigadores del Ministerio Público (MP) acudieron a la escena y localizaron tres indicios; además,  se estableció que el ataque ocurrió a las 6.30 horas de este jueves.

“Se localizaron tres proyectiles de arma de fuego, uno en la calle, otro en la acera y el último en el vehículo”, dijo la fiscal Milagro Colop, quien aseguró que se desconocen las razones del ataque.