Quetzaltenango

Villavicencio ofrecía información a cambio de dinero 

René Arturo Villavicencio Funes quedó ligado a proceso por extorsión, sindicado de haber exigido Q50 mil a una exconcejal de Xela a cambio de brindarle información de una investigación.  

Por María José Longo / Xela

René Arturo Villavicencio es sindicado de extorsión. (Foto Prensa Libre: María José Longo).
René Arturo Villavicencio es sindicado de extorsión. (Foto Prensa Libre: María José Longo).

La Fiscalía Especial Contra la Impunidad (Feci) del Ministerio Público señala al sindicado de haber pedido dinero a Soledad López, exconcejal de Quetzaltenango,  a cambio de brindarle información de un caso que está bajo investigación.

El juez A de Primera Instancia Penal de Quetzaltenango, Félix Sontay,  considera que la declaración de la exfuncionaria y víctima en el proceso, sumado a la captura de pantalla de mensajes enviados por el sindicado, son suficientes para ligarlo a proceso.

Villavicencio, quien es exjugador de futbol del Club Xelajú MC y también fue coordinador de programa de alimentos del Fondo Nacional para la Paz,  es señalado por la Feci de  haber exigido Q50 mil a López como una primera cuota, la cual sería para proporcionarle documentos de una supuesta investigación contra ella que lleva a cabo  la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

Información confidencial 

De acuerdo con la investigación, Villavicencio ofreció información confidencial a cambio de dinero, por lo que se reunió con la víctima en siete ocasiones;  además, se comunicó con ella por medio de una red social.

Las pesquisas de la fiscalía señalan que  el señalado, junto con el exconcejal municipal Hamilton Pérez, ofrecieron por medio de sus contactos eliminar pruebas en contra de la exconcejal Soledad López, ya que aseguraron que existe una investigación en contra de la exfuncionaria y el resto del exconcejo de Xela.

Cesar de León, auxiliar fiscal de la Feci, indicó que al principio, el sindicado solicitó Q25 mil, pero después aumentó la cantidad a Q50 mil y finalmente a Q150 mil.

Añadió que primero exigió a López un pago de Q50 mil, dinero que fue entregado el miércoles último, cuando el sindicado fue capturado en un restaurante.

Entrega del dinero

Según autoridades, las negociaciones comenzaron en septiembre recién pasado y culminaron  el 5 de este mes, cuando de acuerdo con la fiscalía, la agraviada entregó el dinero a Villavicencio,  en un restaurante de la zona 7 de Xela,  donde los acompañó una persona más, quien en teoría llevaba la información que sería proporcionada a López, quien tiene arraigo. 

El juzgador estableció que existe peligro de que se obstaculice la investigación, por lo que ordenó la prisión preventiva para Villavicencio; además, estableció un plazo de tres meses para que continúe la investigación y  la próxima audiencia será el 30 de enero de 2017.

Flor de María Gálvez, abogada de la Cicig, quien está como querellante adhesiva en el proceso, aseguró ante el juzgador que con las acciones del sindicado se perjudicó a la institución y también se pudo haber causado daño a más ciudadanos.

En la noche, la Cicig mencionó en un boletín que Villavicencio utilizó documentos con el logo de esa entidad para extorsionar. Este caso está relacionado con una investigación más amplia sobre extorsiones en el municipio.

El juzgador señaló que el MP debe investigar quién es la otra persona involucrada, que se presume era quien brindaba la información al acusado.

Se trató de conocer la versión de la exconcejal, Soledad López, pero no respondió su teléfono celular. 

Con colaboración de Carlos Ventura