Quetzaltenango

Víctima de incendio en Hogar Seguro quedó huérfana desde los tres años

El domingo fue inhumada en Quetzaltenango Jaqueline Paola Catinac Pérez, de 15 años, víctima de la tragedia del Hogar Seguro Virgen de la Asunción, que al momento deja 40 muertos.

Por María José Longo/Quetzaltenango

Jaqueline Paola Catinac murió el 8 de marzo en el incendio del Hogar Seguro Virgen de la Asunción, en la capital. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Jaqueline Paola Catinac murió el 8 de marzo en el incendio del Hogar Seguro Virgen de la Asunción, en la capital. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Familiares de la adolescente comentaron que quedó huérfana desde que tenía 3 años, por lo que sus dos hermanos mayores se hicieron cargo de ella; sin embargo, al entrar en la etapa de la adolescencia se presentaron algunos problemas por desobediencia, por lo que fue enviada al Hogar Seguro.

Agregaron que tenía un año de estar en ese lugar y que era muy alegre y disfrutaba jugar con sus  amigas. Recuerdan que de niña estudió en la escuela de la colonia El Maestro, en la  Ciudad de Quetzaltenango.

“Su niñez fue muy difícil, porque quedó huérfana desde los 3 años. Un hijo le hace caso a un papá o a una mamá, pero a un hermano es muy difícil. No obedecía a sus hermanos”, indicó Mateo Macario, familiar de la víctima.

“No podemos tapar el sol con un dedo, porque en ese hogar hablan de seguridad cuando no estaban al pendiente de lo que sucedía.  Se supone que son centros de apoyo para niños y jóvenes pero el Gobierno juega con las personas. Ella tenía sueños pero se los cortaron”, dijo Ángel Barrios, vecino de la familia de Jaqueline, quien repudió la tragedia.




Familiares de Jaqueline Paola Catinac portan su fotografía durante el sepelio, en las Ciudad de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Familiares de Jaqueline Paola Catinac portan su fotografía durante el sepelio, en las Ciudad de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo)


Sobrevivientes están en Xela

Nueve de las adolescentes sobrevivientes del incendio en el Hogar Seguro fueron trasladadas a la Casa Hogar de Quetzaltenango. Otra fue entregada a sus familiares, según las autoridades.

Ese lugar, que tiene capacidad para 120 adolescentes, hay 89 menores, por lo que recientemente representantes de la Procuraduría de los Derechos Humanos y de la Procuraduría General de la Nación efectuaron una inspección para garantizar la seguridad de las internas.