Caciques se alternan silla edilicia en Nebaj

En la administración municipal de Nebaj, Quiché, desde 1986 han predominado dos personajes: Pedro Raymundo Cobo, alcalde actual, y Jerónimo Virgilio Bernal Guzmán. Sin embargo, durante seis períodos en los que se han alternado, los servicios esenciales continúan abandonados.

Por Óscar Figueroa y Leonel Sión / Santa María Nebaj

Pedro Raymundo Cobo y el grupo con el que ganó la repetición de elecciones el año pasado. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa)
Pedro Raymundo Cobo y el grupo con el que ganó la repetición de elecciones el año pasado. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa)

Raymundo Cobo y Bernal Guzmán ya anunciaron que participarán en las próximas elecciones. El primero será postulado por la UNE, y el segundo, por Todos. Ambos han tenido el apoyo de diferentes organizaciones políticas, pero no han establecido un programa de desarrollo continuado.

Según datos de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (Segeplán), más del 50 por ciento de la población carece de agua entubada, no se cuenta con vertedero de desechos apropiado, hay reducida cobertura del alumbrado público, el rastro es insalubre y se carece de sistema de alcantarillas y de plantas de tratamiento para aguas servidas.

Obligaciones

Alfredo Espina, asesor, expuso que el artículo 86 del Código Municipal establece las necesidades mínimas de la población que debe solucionar la comuna, y entre ellas se encuentran agua entubada, manejo de la basura, regulación de transporte, alumbrado público, mercados y rastros.

El experto aseguró que la falta de desarrollo no es solo culpa del alcalde. “El artículo 254 de la Constitución delega el gobierno municipal en el Concejo, por lo que concejales y síndicos son también responsables”, manifestó.

Agregó que el que dos personas se alternen en la dirección de una alcaldía no tendría incidencia si se contara con la participación ciudadana en consejos municipales de Desarrollo (Comude), los cuales establecen planes de corto y largo plazo, y exigen que estos se cumplan sin importar quién sea el alcalde.

“El artículo 254 de la Constitución delega el gobierno municipal en el Concejo, por lo que concejales y síndicos son también responsables”, Alfredo Espina, experto.

Roberto Pereira, delegado de Segeplán en Quiché, considera que un problema que aqueja a Nebaj se debe a que la política ha dividido a la población.

Las asociaciones de productores agrícolas y sociales se fraccionan por los partidos, y no trabajan programas de desarrollo de beneficio para las comunidades.

Señaló que Segeplán apoyó un plan de desarrollo municipal que se consensuó con las comunidades de Nebaj, pero ha sido muy difícil ponerlo a funcionar.

Señaló que los líderes políticos deben implementar planes de desarrollo a largo plazo y comprometerse a cumplirlos.

Alcalde: No tiene fondos

El alcalde Pedro Raymundo Cobo indicó que no cuenta con los fondos necesarios para invertir en proyectos millonarios que solucionen problemas de alcantarillado, agua entubada, alumbrado público y otras carencias. Para una planta de tratamiento de aguas servidas necesita más de Q10 millones, señaló.

En cuanto a división política, señaló que se arrastran remanentes de la guerra civil —como que la mayoría crea que sí hubo genocidio—, que se agudizaron con la aprobación, por Bernal Guzmán, de la instalación.

Exalcalde: Analizará gestión

Virgilio Gerónimo Bernal Guzmán, quien ha sido alcalde en tres ocasiones y es postulado por el partido Todos para las próximas elecciones, expresó que en su primera gestión —1986 a 1988, cuando fue apoyado por la Democracia Cristiana Guatemalteca— no se contaba con aporte constitucional, y se debía salir adelante con los recursos del municipio.

En cuanto a que las necesidades básicas de la población no han sido cubiertas aún, dijo que hará un análisis de sus gestiones —del 2004 al 2012— para pronunciarse al respecto.