Condenan a tres hombres por el secuestro y muerte de menor

El Tribunal de Sentencia de Femicidio de Santa Cruz del  Quiché, Quiché,  condenó este viernes a tres hombres a penas de 110 a 160 años de prisión al haberlos hallado culpables del secuestro y muerte de la menor Romelia López Ventura. 

Por Óscar Figueroa / Santa Cruz del Quiché

Socorristas y vecinos trasladan el cadáver de la menor, quien fue localizada en agosto del 2014 en la cabecera de Totonicapán. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Socorristas y vecinos trasladan el cadáver de la menor, quien fue localizada en agosto del 2014 en la cabecera de Totonicapán. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Los sentenciados son Santos Tomás Otzoy Quim, de 53 años, quien fue condenado a 160 de cárcel por plagio o secuestro, femicidio y trata de personas; Martín Ajiataz Cosiguá, 42, recibió una condena de 150 años acusado de plagio o secuestro y femicidio.

También el cuñado de la víctima, Rolando Darío Beb Gómez, 22, fue condenado a 110 años de prisión por plagio o secuestro y trata de personas. Autoridades indicaron que Otzoy  y Beb deberán pagar una multa de Q350 mil por el delito de trata de personas. 

Iván Morán, juez presidente del referido tribunal, explicó que los tres acusados recibieron condenas distintas y por delitos distintos.  Añadió que la Fiscalía de la Mujer logró demostrar que el acusado Beb Gómez cuando fue descubierto por los líderes comunitarios, confesó el ilícito y dijo que sus cómplices no le harían daño a la víctima.

"Rolando Beb llamó vía telefónica a sus compañeros secuestradores y les explicó que los habían descubierto.  No obstante, Santos Otzoy y Martín Ajiataz mataron a la víctima de la que sólo se encontraros restos humanos”, manifestó el juzgador.

El cadáver desmembrado de la víctima fue localizado el 27 de agosto del 2014 en la zona 1 de la cabecera de Totonicapán, luego de haber sido secuestrada el 22 del mismo mes en la aldea Santa María Cotoxac, Uspantán.  

Resaltó que para tener certeza de que se trataba del cuerpo de Romelia López fue necesario realizar un análisis de ADN al tejido localizado, el cual se comparó  con el de la madre de la víctima y los resultados fueron positivos.

El juzgador añadió que, a los ya sentenciados, al momento de su captura se les decomisó teléfonos móviles y que luego del  peritaje se estableció que los aparatos fueron utilizados por los sentenciados para negociar el rescate, del cual hubo un pago previo.

Los delincuentes fueron contactados por Rolando Beb, porque este supuso que los familiares de Romelia López Ventura tendrían la capacidad suficiente para pagar hasta Q150 mil por el rescate, porque días antes, la abuelita de la víctima habría recibido una cantidad de dinero de familiares que se encontraban en los Estados Unidos, lo cual resultó falso" concluyó el Juez.