Desalojan viviendas por amenaza de incendio forestal

Dos viviendas fueron consumidas por un incendio forestal en Sacapulas, Quiché, y otras 10 fueron desalojadas por Bomberos Voluntarios. 

Por Óscar Figueroa

Bomberos intentan sofocar incendio en Pasanep Bajo, Sacapulas, Quiché. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa)
Bomberos intentan sofocar incendio en Pasanep Bajo, Sacapulas, Quiché. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa)

Socorristas y alcaldes auxiliares señalaron que el incendio de grandes proporciones alcanzó dos viviendas y otras 10 estaban en riesgo, por lo que desalojaron a unas 60 personas.

Emanuel Aceytuno, socorrista, explicó que los vecinos han comprendido la situación y abandonaron sus hogares sin ningún problema. El mayor peligro es porque las viviednas son de madera, lámina y adobe. 

Unas 15 viviendas fueron desalojadas por amenaza de incendio forestal. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa)
Unas 15 viviendas fueron desalojadas por amenaza de incendio forestal. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa)


“Gracias al apoyo de los alcaldes auxiliares se ubicó un lugar seguro en la parte alta de la comunidad, hasta donde han sido trasladadas mujeres y niños, mientras que los adultos nos ayudan a intentar controlar el fuego porque únicamente estamos siete bomberos”, afirmó Aceytuno.

En la labor también participan vecinos de comunidades vecinas en consecuencia de la magnitud del siniestro, que está a menos de cinco metros de distancia de las primeras viviendas en Pasanep Bajo.  Las causas que motivaron al incendio no han sido identificadas.

“Creemos que se han conjugado dos factores: uno, las bajas temperaturas que han afectado este municipio, a pesar de ser tradicionalmente cálido; y dos, el clima en horas de la mañana y medio día, el sol irradia mucho calor lo que pudo haber provocado el incendio”, detalló Aceytuno. 

Socorristas y alcaldes auxiliares dialogan con personas para que desalojen sus viviendas. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa)
Socorristas y alcaldes auxiliares dialogan con personas para que desalojen sus viviendas. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa)


Jacinto Pajarito, vecino, lamentó la gran extensión que las llamas están consumiendo e hizo un llamado urgente a las autoridades del Consejo Nacional de Áreas Protegidas, para que se habilite cuanto antes a la brigada de bomberos forestales que aún no está integrada.

“Se supone que la labor de los bomberos forestales es ayudar a prevenir los incendios en las montañas, pero la época en que se extienden es necesaria su presencia, porque cuentan con equipo apropiado para la tarea”, comentó Pajarito.