Concluye segundo día de testimonios por caso de genocidio 

Por segundo día consecutivo, en Nebaj, Quiché, autoridades del Tribunal de Alto Impacto de Mayor Riesgo escucharon los testimonios de víctimas por el caso de genocidio, en el que es investigado el general retirado Efraín Ríos Montt; mientras, en las afueras del juzgado un grupo de personas apoyó el proceso y otro a los militares implicados. 

Por Óscar Figueroa / Nebaj

Fuerzas de seguridad resguardan a manifestantes afuera de los juzgados de Nebaj, Quiché. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa)
Fuerzas de seguridad resguardan a manifestantes afuera de los juzgados de Nebaj, Quiché. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa)

En apoyo a los militares que son juzgados, simpatizantes colocaron carteles en los que se leía que ningún ixil murió por  su idioma, por su etnia o por su religión; mientras, personas que vivieron el conflicto mostraban leyendas en las que pedían "juicio y castigo a los responsables del genocidio".

Diego Santiago, vocero de las Autoridades Ancestrales de la Región Ixil, integrada por Nebaj, Chajul y Cotzal, dijo que agradecía porque todo transcurrió con normalidad durante la jornada de declaración, en la que cinco personas de la tercera edad brindaron su testimonio.

Las autoridades judiciales arribaron a Nebaj el lunes último, donde ancianos ixiles sobrevivientes del conflicto armado interno brindan testimonios, debido a que por motivos de salud no pueden viajar a la capital.

La comitiva del Organismo Judicial es acompañada por Hilda Elizabeth Pineda García y Paula Herrarte, de la Fiscalía Especial de Derechos Humanos del Ministerio Público (MP), resguardados por un contingente de agentes de la Policía Nacional Civil (PNC).

En el debate de este miércoles, solo permanecieron fiscales, partes procesales, querellantes y los integrantes del Tribunal “B” de Mayor Riesgo, quienes atentos escucharon las declaraciones de testigos, quienes en su mayoría son adultos mayores, informó el MP.  

Hipólito Osorio Rosales, jefe de la PNC en esa localidad, dijo que cuentan con más de 200 agentes para garantizar la seguridad de los integrantes del Organismo Judicial y del MP.

Aparte, el alcalde de Nebaj, Pedro Raymundo Cobo, dijo el lunes último que considera que es importante y oportuno que los jueces hayan dejado sus despachos para conocer la historia que la población indígena vivió durante el conflicto armado interno, y que en este sector del país se vivió con intensidad.

Para este jueves se tiene programado que los últimos cinco testigos declaren, y así culmine la fase preliminar del nuevo juicio, en contra del expresidente de facto Efraín Ríos Montt.

Tensión

El martes último, en las afueras del juzgado hubo tensión entre ambos grupos cuando representantes de la Asociación de Veteranos Militares de Guatemala y vecinos ixiles cantaron el himno nacional y, mediante equipo de amplificación expresaron que en el país hubo un enfrentamiento armado entre dos grupos y no genocidio.

Bruno Villatoro, asistente, afirmó que quien practicó el genocidio en Nebaj fue la guerrilla y no el Ejército, que según él, actuó en defensa de la Constitución de la República.

Aparte, Anselma Brito, víctima del conflicto armado, dijo que el Ejército cometió excesos durante la guerra y por ello los militares implicados deben ser juzgados y recibir  castigo porque destruyeron comunidades enteras y mataron a mucha gente. Por este caso, también es juzgado el militar retirado José Mauricio Rodríguez. 

Antecedente

José Efraín Ríos Montt fungió como presidente de facto en Guatemala entre 1982  y 1983, época en la que la guerra interna vivió sus momentos más álgidos y la población indígena ixil lo acusa de haber permitido la muerte de un mil 771 personas a manos del Ejército.

Por estos hechos, Ríos Montt fue sentenciado el 10 de mayo de 2013 a 80 años de prisión inconmutables, al ser hallado culpable de los delitos de genocidio y crímenes contra la humanidad; sin embargo, la Corte de Constitucionalidad anuló la sentencia y señaló que hubo errores durante el proceso por lo que ordenó que se repitiera el proceso. 





Ríos Montt será procesado en juicio especial

El 25 de agosto del 2015, el Tribunal B de Mayor Riesgo declaró incapacitado a Efraín Ríos Montt para enfrentar un  juicio normal por  los delitos de genocidio y resolvió que debe enfrentar un debate especial a través de la aplicación de medidas de seguridad.

Los tres jueces del Tribunal de Mayor Riesgo acordaron que por su estado de salud los abogados lo representen en ese proceso penal.

“Todos los peritos en psiquiatría consideran que el acusado Ríos Montt  padece de una enfermedad mental (…) de esa cuenta atendiendo a los dictámenes psiquiátricos y médicos se considera que no está en condiciones de enfrentar un juicio común (...)  por lo tanto la sentencia versará sobre la absolución  o sobre la aplicación de una medida de seguridad y corrección”, establece la resolución del tribunal.

En el documento  la jueza Sara Yoc razonó su voto afirmando que debe cesar el proceso penal por su incapacidad.





Resultados

El  18 de agosto del mismo año, el Tribunal B de Mayor conoció el informe médico del resultado del examen practicado al sindicado. Según el perito Walter Rinze, el general retirado sufre demencia vascular mixta cortical y subcortical, lo cual causa lesiones en el cerebro.

Este tipo de enfermedad se considera la segunda causa de demencia en los adultos, después del Alzheimer.

Rinze trabaja en el hospital Federico Mora desde hace ocho años, de esos, durante seis años ha atendido pacientes de la tercera edad.

Según  el experto, Ríos Montt también tiene problemas auditivos y visuales, además de enfermedades cardiovasculares.

"Los cuadros demenciales son irreversibles porque son degenerativos", explicó el perito.