Preocupan más casos de dengue y zika

El aumento de los casos de  dengue y zika en varios municipios de Quiché preocupa a las autoridades de Salud, quienes esperan contrarrestar estas enfermedades. 

Por Óscar Figueroa y Alexánder Coyoy / Provincia

Una vivienda en Coatepeque, Quetzaltenango, es fumigada para prevenir proliferación de zancudos. (Foto Prensa Libre: Alexánder Coyoy)
Una vivienda en Coatepeque, Quetzaltenango, es fumigada para prevenir proliferación de zancudos. (Foto Prensa Libre: Alexánder Coyoy)

A pesar de las medidas de prevención que han tomado, cuando el 9 de enero pasado se confirmaron 57 casos de dengue, en Joyabaj, hasta la fecha, se reportan 115 enfermos, y 153 en todo el departamento.

En lo que va del año ya han dado positivo cinco pacientes con zika, cuatro detectados recientemente en Pachalum.  

“El primer caso de zika fue  en Santa Cruz del Quiché, y la persona que  la adquirió es de  Santa Lucía Cotzumalguapa, Escuintla, en diciembre pasado. El brote de Pachalum, aún no hemos diagnosticado cómo las  personas pudieron enfermarse”, dijo el epidemiólogo Gregorio Velásquez.

El programa de vectores de la Dirección de Área de Salud, de la cabecera departamental, efectúa jornadas de fumigación.

En observación

Sacapulas es otro de los municipios  en observación, por indicios de pacientes  con zika. “Los síntomas que han presentado dan referencia de zika. Los enfermos presentan salpullido fuerte, conjuntivitis, dolor de cabeza y articulaciones,  y fiebre”, afirmó Velásquez.



La fumigación en varias viviendas de Quiché ha sido la medida utilizada por autoridades de Salud. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa)
La fumigación en varias viviendas de Quiché ha sido la medida utilizada por autoridades de Salud. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa)


Prevención

Un grupo de vecinos del barrio El Jardín, en Coatepeque, Quetzaltenango, se unieron para comprar equipo e insumos que servirán para fumigar sus viviendas, y evitar la propagación de zancudos transmisores de enfermedades.

Uno de los pobladores indicó que debido a la falta de medicamentos en los hospitales, temen enfermarse de zika, chinkungunya o dengue.

Leandro Barrios, del Área de Vectores, mencionó que una medida para evitar la proliferación de ese tipo zancudos, es lavar constantemente recipientes de agua como toneles, pilas y depósitos, y mantenerlos cubiertos.

Autoridades de Salud en Coatepeque informaron que se analizan unos 40 casos sospechosos de zika, y que temen los casos de esa enfermedad superen a los de chinkungunya y dengue.