Ordenan cierre de Repsa por contaminación de La Pasión

Mientras un juzgado ordenó el cierre temporal de la empresa Reforestadora de Palma de Petén, S.A. (Repsa), funcionarios y pobladores la exculpan.

Por POR C. ÁLVAREZ, R. ESCOBAR Y E. SAM

Miles de peces y otras especies marinas han muerto por la contaminación de al menos 185 kilómetros del río La Pasión, Sayaché, Petén.
Miles de peces y otras especies marinas han muerto por la contaminación de al menos 185 kilómetros del río La Pasión, Sayaché, Petén.

El alcalde de Sayaxché, Petén, y líderes comunitarios dieron a conocer un documento en el cual desligan de responsabilidad a esa compañía por la contaminación en el río La Pasión; no obstante, otros líderes comunitarios aún la señalan.

El Juzgado Tercero del ramo Civil dispuso ayer, mediante un amparo provisional, el cierre de la compañía para que expertos evalúen su posible implicación en la mortandad de peces, por presunta la contaminación del agua con un plaguicida.

El ministro de Ambiente y Recursos Naturales, Óscar Medinilla, manifestó que el Juzgado pidió el cierre por 15 días para que se realicen las investigaciones correspondientes y se puedan establecer las causas del problema.

“Se suspenden temporalmente las actividades de Repsa, para verificar que las medidas de mitigación de sus piletas de oxidación no sufran otro percance como el de finales de abril”, explicó el funcionario.



Pobladores temen por sus condiciones de vida luego de la contaminación de su principal abastecimiento de agua. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Pobladores temen por sus condiciones de vida luego de la contaminación de su principal abastecimiento de agua. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)


Polémica

Ayer se publicó un documento en el cual el alcalde de Sayaxché, Rodrigo Pop, y varios presidentes de consejos de Desarrollo de comunidades afectadas desligaron a Repsa de cualquier responsabilidad.

Horas después, ese documento fue rechazado por siete de los nueve integrantes del Concejo de Sayaxché. Asimismo, exigieron al MP la agilización de la investigación.

Alfonso Guzmán, síndico primero de la comuna, calificó de traidores a quienes firmaron el documento.

“Se nota que se vendieron por 201 toneles de agua que prometió entregar la empresa a los afectados”, refirió.

Allanamiento

La semana anterior, las instalaciones de la firma ubicadas en Petén fueron allanadas por el Ministerio Público (MP), como parte de la investigación que se efectúa para determinar si existe responsabilidad de la compañía.

Según Medinilla, entre las instituciones que recaban muestras se cuentan el MP, el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), el Consejo Nacional de Áreas Protegidas y autoridades locales.

Jorge Estrada Solano, gerente de Planificación de Repsa, afirmó que apoyan la investigación.

“Hace 10 días cerramos la planta extractora dos, a la cual se le atribuye de forma equivocada la mortandad de peces, ya que nosotros no utilizamos el plaguicida que según la Universidad de San Carlos existe en el agua”, refirió.

Estrada Solano indicó que apoyan la investigación porque con ella la verdad saldrá a luz. “Estamos seguros de que todo será aclarado. Nosotros no tenemos que ver en el asunto”, manifestó.



Un pescador observa los peces muertos en el río La Pasión. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Un pescador observa los peces muertos en el río La Pasión. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)


Contaminación

A seis días de que comenzara la muerte masiva de peces en el río La Pasión, la contaminación continúa avanzando.

Según datos preliminares de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) que trabajan en Sayaxché, la contaminación ha avanzado alrededor de 185 kilómetros desde donde se presume que es el foco.

Prensa Libre visitó ayer Canaán y San Juan Acul, Sayaxché, que son dos de las comunidades afectadas recientemente y constató que la contaminación en el río causa zozobra y preocupación entre sus habitantes.

Eugenio Peraza, agricultor y pescador de Canaán, expresó que las autoridades les indicaron que tienen prohibido pescar y no tienen una fecha específica para poder hacerlo de nuevo.

“La mayoría de las personas de la aldea cultivan sus alimentos y los complementan con la pesca. Estamos preocupados porque no podemos conseguir alimento y no tenemos agua para tomar”, aseveró Peraza.