Accidente de tránsito apaga sueños de estudiante 

El sueño de Gabriela del Rocío Hernández Caal, de 16 años, de graduarse de médico, fue truncado cuando murió arrollada por un vehículo en Retalhuleu. 

Por Jorge Tizol / Retalhuelu

Lugar donde se lleva a cabo el velatorio
Lugar donde se lleva a cabo el velatorio
La estudiante murió arrollada en Retalhuleu
La estudiante murió arrollada en Retalhuleu
Compañeros de estudio lamentan la muerte de Gabriela Hernández
Compañeros de estudio lamentan la muerte de Gabriela Hernández
Vecinos y maestros asisten al velatorio
Vecinos y maestros asisten al velatorio
Lugar donde se efectúa el velatorio de la menor
Lugar donde se efectúa el velatorio de la menor
Vecina brinda apoyo moral a Mario Hernández, padre de la víctima
Vecina brinda apoyo moral a Mario Hernández, padre de la víctima

El miércoles último, Hernández esperaba bus para dirigirse a su establecimiento educativo en la cabecera, cuando un automóvil  la arrolló en el 194 de la ruta al suroccidente, en la aldea El Xab, El Asintal.  

El velatorio de la menor, quien cursaba primero básico, se lleva a cabo en su residencia ubicada a unos cien metros de donde sucedió la tragedia, que causó la muerte de otras dos personas. En el inmueble permanecen familiares, vecinos y compañeros, quienes no dan crédito a lo ocurrido; además, llevaron a una manta vinílica, en la que indican que la extrañarán.  

María Caal, madre de la fallecida, comentó que con esfuerzos pagaban la colegiatura, con el objetivo de que Gabriela superara y cumpliera sus sueños. “Su anhelo al principio era ser chef, pero este año decidió  que iba terminar su básico para estudiar la carrerea de Medicina”, manifestó.

Caal recordó que su hija era buena estudiante y los vecinos la querían mucho; añadió que el día del accidente su hija se levantó  de madrugada le indicó que iría a estudiar porque no quería perder el día.

Mario Hernández, padre de la estudiante, manifestó que soñaba con ver a su hija graduada y poderla apoyar en su deseo de ser médico, pero el accidente le arrebató la vida. 

“No culpamos a nadie, pero si queremos que estos accidentes puedan evitarse, porque es lamentable que las familias sufran por personas que no saben manejar con moderación”, resaltó.



Compañeros de estudio recuerdan a Hernández. (Foto Prensa Libre: Jorge Tizol).
Compañeros de estudio recuerdan a Hernández. (Foto Prensa Libre: Jorge Tizol).


Mirna González, compañera de estudios de Gabriela, dijo que la joven siempre le decía  que quería estudiar Medicina para ayudar a su familia y atender a las personas de escasos recursos económicos.

“Su deseo era ayudar a su comunidad, era sonriente, cariñosa y le gustaba bromear. Nos causa tristeza ver cómo quedó su cuerpo”, expresó González.

En el accidente de tránsito también murió arrollado  Julio Alberto Tacán Rivera, 18, quien estudiaba Mecánica Automotriz, y María Guadalupe Cabrera Dueñas, 13, quien viajaba en el automotor que se accidentó.