Frustrado operativo para capturar a sindicado de violación

Agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) efectuaron allanamientos este jueves en la cabecera de Retalhuleu, en busca de Guilber Josué Barrios, trabajador del Instituto Adolfo V. Hall, a quien se le sindica de haber violado a una menor en la referida institución, pero el resultado fue negativo. 

Por Jorge Tizol y Rolando Miranda

Autoridades allanan sede del Instituto Adolfo V. Hall en la cabecera de Retalhuleu, en busca de presunto responsable de violación. (Foto Prensa Libre: Jorge Tizol)
Autoridades allanan sede del Instituto Adolfo V. Hall en la cabecera de Retalhuleu, en busca de presunto responsable de violación. (Foto Prensa Libre: Jorge Tizol)

El primero de los allanamientos se llevó a cabo en una vivienda en el barrio Monterrey de la referida cabecera, donde las autoridades presumían que el presunto responsable reside.

Los operativos fueron coordinados por peritos del Ministerio Público, quienes también efectuaron allanamientos en la sede del referido instituto, en busca de evidencias que permitan la captura del soldado sindicado.

Autoridades buscaban cumplir con una orden de captura emitida por un juzgado contra el presunto responsable; además, se informó que el supuesto agresor habría desertado de la institución.

"Se solicitaron los allanamientos en la vivienda y en el instituto, pero las autoridades del centro educativo indicaron que no había necesidad de allanar y dieron permiso para ingresar a buscar al soldado", expresó Marvin López, fiscal del MP.

López agregó que durante el allanamiento en la residencia del sindicado, no encontraron al sujeto, pero recabaron evidencias para ayudar a esclarecer el caso.

Antecedente

El 1 del mes en curso, una estudiante de segundo básico del Instituto Adolfo V. Hall del Sur, en Retalhuleu, fue  emborrachada, posiblemente drogada, y luego violada en el interior del establecimiento, denunciaron autoridades del MP, quienes llevan la investigación.

La menor de 14 años se encontraba internada en el centro educativo. Esa misma madrugada fue ingresada al Hospital Nacional de la cabecera departamental, en estado de ebriedad y con señales de haber sido ultrajada.

El fiscal Distrital Marvin López comentó en esa ocasión que fue presentada una denuncia de que en el interior del instituto encontraron a la menor tirada en estado inconsciente, por lo que de inmediato fue llevada al centro hospitalario, donde le prestaron las atenciones médicas y fue el mismo hospital que dio la alerta al MP.

“Luego de hacer los análisis correspondientes, el Inacif  determinó que la estudiante fue víctima de violación, por lo mismo ya se iniciaron las investigaciones de parte de la fiscalía y se espera que se puedan dar  algunas capturas en ese establecimientos en los próximos días”, expresó el fiscal.

"No somos una correccional de menores"

El 11 de este mes, el ministro de la Defensa Williams Mancilla explicó a diputados detalles del abuso sexual hacia una estudiante en el Adolfo V. Hall, aclarando que la institución educativa no es una correccional, son los padres que deben educar a los estudiantes.



El ministro de la Defensa Williams Mancilla explica el el abuso sexual a menor de edad. (Foto HemerotecaPL)
El ministro de la Defensa Williams Mancilla explica el el abuso sexual a menor de edad. (Foto HemerotecaPL)


Mancilla que asistió a una cita con diputados de la Unidad Nacional de la Esperanza en el Congreso de la República, dijo que a partir del incidente no se permitirá que pernocten mujeres en el centro educativo militar.

"Yo estuve en un Hall donde habían niñas, hay que cuidarlas. Es una edad de mucha energía, -pero- no somos un correccional de menores, hay que hablar con los padres para que los eduquen; nosotros damos formación cívico militar", dijo el ministro al explicar el incidente.

El Adolfo V. Hall de Retalhuleu tiene una población estudiantil de 258 personas, 36 de ellas mujeres. Según el funcionario están divididas las áreas de mujeres y hombres.

Según el ministro: “La niña fue sancionada porque estaba con aliento a licor” y durante su arresto fue ultrajada por un soldado de primera clase, con siete meses de laborar en la institución armada dedicado a tareas de limpieza y cocina.

El hecho no es inédito, la organización Refugio de la Niñez, presente en la reunión con los diputados, reveló que existen otros dos casos de violencia física y sexual.