Cultivos de papaya y maíz se pierden

Los fuertes vientos con lluvia que se han generado desde el lunes último, principalmente en horas de la tarde, han dañado cultivos de maíz y papaya en siete comunidades de la parte baja de la cabecera de Retalhuleu y El Asintal, que han dejado pérdidas considerables para los agricultores, informó la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

Por Rolando Miranda / Retalhuleu

Dos agricultores  observan cómo quedó la plantación de maíz a causa de los fuertes vientos que azotaron  en  la aldea Las Pilas, Sector 2, de la cabecera de Retalhuleu. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)
Dos agricultores observan cómo quedó la plantación de maíz a causa de los fuertes vientos que azotaron en la aldea Las Pilas, Sector 2, de la cabecera de Retalhuleu. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

Manuel Hernández, agricultor, indicó que la milpa que está desplomada ya no se puede recuperar, por lo que no habrá cosecha. “Y qué voy a hacer, porque perdí todo lo que invertí, ya que sembré dos manzanas y ahora ese dinero lo debo, y no sé cómo voy a pagarlo, mucho menos para darle alimento a mi familia”, dijo Hernández.

Gerber Díaz, agricultor, refirió: “Varios teníamos planeado cosechar maíz a finales de julio y a mediados de agosto, pero con esto que nos pasó estamos preocupados, pues lo invertido lo debemos”.

Pierden cultivos

Víctor Quintanilla, delegado de la Conred, resaltó que se realizó un recorrido por esas comunidades y se cuantificaron 250 familias afectadas con las pérdidas de sus cultivos, y se mandará el informe a nivel central para que se pueda gestionar ayuda comunitaria.

Delegados del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (Maga) indicaron que las comunidades en donde se reportaron daños fueron el parcelamiento El Porvenir, aldea Las Pilas, de los Sectores 1 y 2; La Blanquita, La Montaña, Caballo Blanco y Santa Fe, de la cabecera; además, las aldeas El Xab y Sibana, El Asintal.

Agregaron que, según lo verificado entre el lunes y martes, el total de daños es en 470 manzanas de cultivos de maíz y 10 de papaya. “Los tallos de las milpas fueron derribados por la fuerza del viento afectando el proceso de germinación, y las plantaciones de papaya arrancadas”, dijo.

Lea la nota completa en la edición impresa o adquiérala aquí