Desalojan a vendedores informales en cementerio de la cabecera de Retalhuleu

Vendedores informales de la cabecera de  Retalhuleu y Quiché se encuentran molestos porque ayer fueron desalojados de los  cementerios, por disposición del Ministerio de Salud.

Por Jorge Tizol y Óscar Figueroa / Retalhuleu

Encargados de cementerio de la cabecera de Retalhuleu desalojan a vendedores informales. (Foto Prensa Libre: Jorge Tizol)
Encargados de cementerio de la cabecera de Retalhuleu desalojan a vendedores informales. (Foto Prensa Libre: Jorge Tizol)

Al menos 75 comerciantes que cada año se instalan en el  cementerio general de la cabecera de Retalhuleu el 31 de octubre y 1 y 2 de noviembre, aseguraron que los agentes de la Policía Municipal los desalojaron sin previo aviso.

“Estamos molestos porque  no nos informaron sobre la nueva disposición  y ahora no sabemos qué vamos a hacer con la  comida, flores y coronas que ya adquirimos, pues en lugar de ganar vamos a perder”, comentó Francisca Sánchez, afectada.

Lo mismo ocurre en el camposanto de Santa Cruz del Quiché, Quiché, donde decenas de vendedores resultaron perjudicados.  

“Las ventas forman parte de las tradiciones del Día de Todos los Santos y  desconocemos por qué    las  prohibieron”, dijo la vendedora María González.

Gregorio Velásquez, del Área de Salud de Quiché, informó que para proteger la integridad y salud de la población solo se permitirán las ventas afuera de los recintos.